Atentados en Bruselas: Europa sigue insegura frente al terrorismo

Mientras toda Europa se calma ante la barbarie de los últimos atentados, tras hacerse manifiesta la incompetencia de los diversos estados y paises implicados, sobre todo la del ejecutivo Belga (donde se han presentado dimisiones, que no han sido aceptadas) en la lucha antiterrorista, llega la «resaca» posterior a los primeros días, donde se empiezan a conocer todos los hechos. Los terroristas estaban identificados como tales desde hace mucho, se les creía peligrosos, pero aún así pudieron actuar sin problema alguno.

De hecho, el error de la empresa de transporte al mandar una berlina en lugar de una furgoneta hizo que los terroristas dejaran atrás gran parte de los explosivos que pretendían usar, así como una metralleta AK-47. Podía haber sido mucho peor…

1059832706

Ya trás los anteriores atentados en París se hizo manifiesto que los paises de la Unión Europea necesitaban una mayor comunicación a nivel de seguridad, y lo más importante de todo, compartir entre ellos esa información. Ahora sabemos que aún no han llegado a ningún acuerdo en este tema, que aún queda pendiente. Pero la verdad, es que si este mecanismo de inteligencia común hubiera estado activo, hoy no tendríamos que lamentar mas de 30 muertos, y mas de 100 heridos.

Detenidas siete personas en los barrios bruselenses de Jette, Schaerbeek y Forest

La Policía belga desplegó durante la noche del jueves varias operaciones en Bruselas que han dejado finalmente siete detenidos. Los arrestos, en el marco de la investigación sobre los atentados del 22-M en la capital belga, se han producido en el distrito de Schaerbeek, en el de Jette y, ya este viernes, en el de Forest.

Según el portavoz de la Fiscalía, Eric Van Der Sypt, citado por el diario Le Soir, tres de las personas fueron detenidas «delante de nuestra puerta, del Ministerio Público», en pleno centro de Bruselas. Este viernes los jueces de instrucción decidirán si emiten una orden de arresto para estas personas.

De momento se desconoce la identidad de los detenidos, pero la Policía estaba en búsqueda y captura de dos terroristas que podrían haber escapado tras los atentados contra el aeropuerto de Zaventem y el metro de la capital europea.

Según testigos que presenciaron la operación en el distrito bruselense de Schaerbeek, se escuchó una fuerte detonación en medio del operativo, indicó Le Soir. Precisamente en el barrio bruselense de Schaerbeek una persona había sido arrestada el mismo día de los atentados , pero quedó finalmente en libertad tras ser interrogada en profundidad.

Otro detenido en Alemania

Por otra parte, la policía alemana detuvo el jueves en Düsseldorf (oeste del país) a un salafista, presuntamente vinculado con uno de los terroristas autores de los atentados de Bruselas, afirma en su edición digital el semanario Der Spiegel.

Según ese medio, el sospechoso, identificado como Samir E., fue interceptado en verano de 2015 en la frontera entre Turquía y Siria, lo mismo que Khalid el Bakraoui, presunto autor del ataque en el metro de Maelbeek y hermano de Ibrahim el Brakaoui, responsable del perpetrado en el aeropuerto de Zaventem.

Las autoridades turcas le expulsaron entonces a Holanda, por sospechas de militancia o intención de sumarse a las filas del yihadismo. Fuentes de la Fiscalía federal se han limitado hasta ahora a confirmar ante el semanario la detención de un hombre, sospechoso de implicación en «preparativos de un acto violento contra la seguridad del Estado».

Según Spiegel, la detención fue practicada el jueves por la tarde por un comando especial de la policía en la región de Düsseldorf y la Fiscalía trata de esclarecer ahora qué relación mantenía el sospechoso con Bakraoui.

y operaciones en Francia

La policía francesa desplegó esta pasado jueves una importante operación antiterrorista en Argenteuil, a las afueras de París, que ha dejado una persona detenida. El ministro francés de Interior, Bernard Cazeneuve, asegura que el arrestado estaba dispuesto a atacar al país y que su plan estaba en una «etapa avanzada». Cazeneuve indicó que el arrestado es sospechoso de estar muy implicado en el proyecto de atentado frustrado y precisó que «ningún elemento factible» vincula de momento ese plan con los recientes ataques de París y Bruselas.

Su arresto, según indicó Cazeneuve en conferencia de prensa, ha sido posible tras una investigación iniciada hace varias semanas y encabezada por la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI). Los agentes evacuaron varios edificios durante la operación y cortaron el tráfico de algunas calles.

El diario Le Parisien indica en su edición digital que muchos habitantes no pudieron acceder a sus casas y otros se vieron obligados a permanecer en ellas. «La policía nos ha dicho que no salgamos, sin dar más explicaciones. Los agentes estaban enmascarados. Teniendo en cuenta la situación, la gente tiene miedo», señaló un vecino al diario, que precisó que los furgones policiales comenzaron a llegar a la zona poco después de las 18.30 de la tarde.

Las claves de por qué Bélgica se ha convertido en el nido del yihadismo en Europa

Pocas horas después de los atentados islamistas en París, que este domingo a mediodía se habían cobrado ya la vida de 129 personas, uno de los focos informativos se trasladaba algo más de 300 kilómetros al noroeste, en concreto al barrio de Molenbeek, en la capital de Bélgica, Bruselas. Uno de los coches en los que se movieron los terroristas llevaba matrículas belgas y se habían alquilado en este barrio. Ya el sábado por la tarde, comenzaban las detenciones: en total, y por ahora, son siete las personas que han sido detenidas en este distrito del noreste de Bruselas. El hecho no es casual. Molenbeek es la auténtica cantera del yihadismo en Europa.

Este barrio empezó a prosperar a finales del siglo XVIII a causa de la revolución industrial. Su vinculación con la industria del acero durante la historia convirtió a Molenbeek en uno de los principales destinos para la inmigración, y a partir de los años 70 empezó a recibir a ciudadanos del norte de África, sobre todo de Marruecos. Pero como tantas zonas fuertemente industrializadas, la reconversión económica golpeó fuerte al barrio. Hoy, son los hijos y los nietos de aquellos marroquíes los que están sufriendo los efectos de esa reconversión y de la crisis. El 45% de los jóvenes de Molenbeek está en el paro, según recoge un reportaje del XL-Semanal.

Estos jóvenes no tienen futuro económico, no se sienten belgas ni marroquíes y se convierten así en un blanco fácil para los reclutadores del yihadismo. Es el motivo por el cual Bélgica es el país de la Unión Europea con más yihadistas per cápita. El Centro Internacional de Estudios para la Radicalización publicó a principios de año su informe sobre 2014. De los 20.000 extranjeros que combaten en Siria, 4.000 son europeos. Aunque son superados en número por franceses, alemanes y británicos, en proporción los belgas son los más numerosos, unos 440, es decir, 40 yihadistas por cada millón de habitantes.

Las redes sociales son el principal vehículo de captación. El mensaje es claro: en Bélgica no eres nadie, pero en Siria puedes ser un guerrero. Esto, sumado al rechazo de un porcentaje de población belga autóctona y a la presencia de imanes cada vez más radicales es lo que los empuja a viajar al núcleo del yihadismo mundial, formarse, y convertirse en terroristas en potencia, listos para actuar.

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.