Buses provisionales en Bogotá no quieren entrar al SITP

Para ellos hacer parte del Sitp es caminar hacia la quiebra.

El alcalde de Bogotá Enrique Peñalosa, le toca enfrentar un nuevo problema en el transporte de la ciudad, la protesta de los pequeños y medianos transportadores del llamado SITP Provisional, no se quieren sumarse al SITP Azul. Con pancartas y gritos, ayer un grupo de dueños de estos buses de la capital, marcharon a el Palacio Liévano para reclamarle al alcalde la decisión de adherirlos a un sistema que, según ellos, está quebrado y podría arruinarlos.

Uno de los manifestantes y propietario de estos buses, aseguró que alrededor de 1.800 vehículos de este tipo funcionan muy bien en la ciudad y que cambiarlos sólo les traería problemas a ellos, pues tendrían que sumarse a un negocio que, para él, es evidente que no funcionó, el 50 % de los operadores del SITP dijeron que estaban en la quiebra. los propietarios del provisional comentan  que si entran al sistema azul, las finanzas serán administrados por otros que seguro destinarán las ganancias a un fondo que tape el hueco que dejó la mala implementación.

Los transportadores están en desacuerdo con la manera como se ha llevado el proceso, “a las malas los obligarán a recorrer el camino de la ruina”,  si no hacen parte del Sitp, el Distrito aseguró que serán canceladas sus tarjetas operación sin importar modelo de vehículos y  deben ser ellos los que asuman los validadores, el cambio de color de pintura, y el mantenimiento de vehículos. El inconformismo de este gremio surgió a partir del anuncio de Transmilenio de dar por terminado en Bogotá a finales de 2017 el esquema de los buses tradicionales, que aún reciben dinero en efectivo y no están pintados de azul. A más tardar, en junio, el Distrito espera comenzar con el desmonte gradual. La administración ha reiterado que una de las grandes fallas de la implementación del sistema ha sido permitirles a estos vehículos continuar movilizándose por la capital, pues les quita demanda a los operadores del SITP. Según la organización Bogotá Cómo Vamos, la participación de los provisionales en el transporte es del 11 %, una cifra alta si se tiene en cuenta que el SITP sólo cuenta con el 16 %.

El estado de el sistema SITP es muy critico a la liquidación de operadores como Coobús y Egobús, así como a los trámites de reorganización empresarial que adelantan Tranzit y Masivo Capital hay otros dos operadores Mi bus y Suma que están a las puertas de dar el mismo paso,  si esto ocurre, el 50 % del SITP estaría a un paso de la bancarrota y en riesgo el servicio en Usme, Ciudad Bolívar, Kennedy, Suba Oriental, calle 80 y Tintal Zona Franca, afectando a casi tres millones de usuarios.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.