El escándalo de la Federación Española de Fútbol

El escándalo en el fútbol español con una Federación en el ojo del huracán.

La Guardia Civil española detuvo esta semana al presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar y a su hijo Gorka, en el marco de una operación anticorrupción ordenada por la Audiencia Nacional, igualmente fueron detenidos el vicepresidente económico, Juan Padrón, y del secretario de la Federación tinerfeña, Ramón Hernández Baussou, por supuestas irregularidades en su gestión.

Los delitos son administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares, falsedad documental y posible alzamiento de bienes, todo ello en relación con la organización de partidos internacionales, la investigación contra Ángel María Villar se inició a principios del 2016 tras una denuncia formulada por el Consejo Superior de Deportes. «Todas las situaciones que conocemos, por indicios o irregularidades, las ponemos a disposición de las personas competentes. La prudencia y la cautela no son incompatibles con la máxima contundencia cuando se conocen hechos que pueden haber sido posibles delitos. Es nuestra obligación hacerlo y vamos a seguir haciéndolo», explicó el presidente del CSD, José Ramón Lete, tras conocer la detención de Ángel María Villar.

En efecto, y durante el mandato de su predecesor en el cargo entre 2012 y 2016, Miguel Cardenal, el CSD intervino en, al menos, una docena de federaciones, incoando expedientes sancionadores administrativos o enviándolos a juzgados de lo penal. Entendía el organismo que practicaban un modelo de ‘federaciones cortijo’. Es decir, que el presidente actúa como si estuviera en su casa sin dar explicaciones a nadie. Además de la de fútbol, baloncesto o tenis, se encuentran algunas como: Taekwondo. Denuncia ante la fiscalía anticorrupción la gestión de Jesús Castellanos Pueblas, presidente de la Federación de Taekwondo desde 2005 y a quien fue detenido por la policía en Alicante por presuntos delitos de blanqueo, malversación, apropiación indebida y administración desleal.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, para su hijo Gorka y para el vicepresidente económico de la RFEF, Juan Padrón. También ha decretado prisión provisional para el otro detenido, Ramón Hernández Baussou, aunque en este caso eludible bajo fianza de 100.000 euros. En caso de depositar esa fianza, el juez le impone la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado y le retira el pasaporte. También le obliga a depositar su teléfono móvil para estar a disposición del juzgado cuando sea requerido.

El juez sostiene que Villar «creó un entramado que ha permitido la desviación de fondos, tanto públicos como privados, a sociedades vinculadas, estableciendo un clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares». También habla de «presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente o bien a través de familiares, y mediante la obtención de determinadas contraprestaciones por dichas adjudicaciones, con incumplimiento de sus obligaciones como responsables de los fondos federativos», en el caso de su hijo Gorka, Pedraz subraya que «ha resultado el mayor beneficiado a través de su padre y de otro personal afecto a la RFEF», sirviéndose fundamentalmente de la sociedad que administra Sport Advisers SL. La decisión de mandar a prisión a los detenidos la toma «teniendo en cuenta la gravedad de los delitos» y ante el riesgo de fuga «máxime ante la gran capacidad económica de la que disponen». También para evitar que puedan «obstruir a la acción de la justicia» mediante la destrucción de pruebas.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz sospecha que Gorka Villar, hijo de Ángel María Villar, se benefició de al menos diez partidos de la selección española contra otras selecciones, de las que acabó percibiendo cobros. En conversaciones telefónicas, reveladas por el diario AS de España , aparecen entre otros y de manera puntual, el presidente de la Federación Colombiana, Ramón Jesurum, su compañero del Comité Ejecutivo, Alejandro Hernández, en estas conversaciones se habla de dineros por el juego amistoso disputado entre los seleccionados de España y de Colombia en Murcia, en los que se aprecia «una especie de relación triangular» entre la RFEF, federaciones extranjeras y Sports Advisers SL, la empresa de Gorka Villar, quien, pese a no tener cargo alguno en la federación, participa directamente en algunas negociaciones. Uno de los métodos utilizados, según refleja el auto del juez, era el de la organización de partidos amistosos en la época más laureada de la selección española para beneficiar a la empresa del hijo de Villar.

 

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.