El Transporte Especial en Colombia en la mira

Un bus de Transporte Especial de Colombia protagonizo un fatal accidente en Ecuador.

Un Autobús procedente de Colombia de Transporte Especial, protagonizo un mortal accidente en carreteras Ecuatorianas que dejo como saldo 24 personas muertas,  colocó a la empresas de Modalidad de Transporte de servicio especial en la mira, ya que las irregularidades que tenía el vehículo cono no contar con el permiso para cubrir rutas internacionales y con un contrato lleno de anomalías, ha puesto en evidencia la seguridad que debe tener estos vehículos para operar y los requisitos que debe cumplir.

La Superintendencia de Puertos y Transporte de Colombia abrió una investigación en contra de la Empresa Cooperativa de Transportes Especiales de Oriente, cuya responsable aparece en el contrato de este recorrido internacional, ya que es un servicio para el que no estaba autorizado. En el Autobús siniestrado se encontró un contrato expedido por la empresa en mención firmado el 10 de agosto en la ciudad de Bucaramanga, suscrito entre Gino de Jesús Moreno, quien aparece como representante legal de la empresa y Claudia Ximena Orozco Córdoba, persona que según el contrato acordó el viaje por un valor de 9 millones de pesos y con la siguiente ruta específica: Neiva-Pitalito-Mocoa-Villa Garzón-La Hormiga-San Miguel-Ecuador-Lago Agrio y viceversa.

Según el decreto 174 del año 2001 del Ministerio de Transportes, para el transporte de servicio especial se debe firmar un contrato entre la empresa de transporte que va a desarrollar el recorrido y el grupo específico de personas, pueden ser estudiantes, empleados, turistas o particulares que lo solicitan, cuya normativa gubernamental establece que en el contrato se debe incluir cuál será la duración del recorrido, indicando la fecha de inicio y terminación y cuyo documento se debe portar durante todo el tiempo que se desarrolle el servicio, el cual debe expedirse conforme a la regulación del Ministerio de Transporte, en este contrato es importante que tenga, como mínimo, las condiciones, obligaciones y deberes acordados entre las dos partes. Recuerde que solo se debe hacer un contrato por el servicio y no uno por cada trayecto realizado.

Los vehículos utilizados en el servicio de transporte especial deben estar amparados bajo dos pólizas, una que de responsabilidad civil contractualque cobija los prejuicios materiales causados a los pasajeros derivados de la responsabilidad que incurra el conductor o asgurado a la ley, con ocasión del desarrollo de la actividad de transporte público,  y la extracontractual, que esta póliza debe cubrir: muerte, incapacidad permanente, incapacidad temporal, gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios.

Las investigaciones a las empresas de Transporte especial por los entes gubernamentales, dictarán nuevas normativas y recomendaciones a las personas o empresas que deseen contratar este tipo de servicios, para que los contratos y los objetos contractuales se cumplan.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.