Inteligencia Artificial para el bien de la humanidad

Expertos mundiales, resaltan la importancia de diseñar esta tecnología para cerrar brechas sociales.

Gary Kasparov, campeón mundial de ajedrez, se enfrentó con Deep Blue, la super-computadora de IBM capaz de calcular 200 millones de posiciones y movimientos por segundo. De las seis partidas jugadas, Deep Blue ganó tres, Kasparov dos y una quedó en tablas, un aparato por fin había sido capaz de doblegar la mente de uno de los hombres más brillantes del siglo. La lejana leyenda de ciencia ficción, en la que el ser humano creaba una máquina capaz de vencerlo, ya era realidad, la capacidad de que la computadora había adquirido de “pensar” por sí misma.

Nodos, microprocesadores y algoritmos, desarrollados por un equipo de ingenieros de IBM lograron que la máquina aprendiera de sus errores, resolviera problemas en tiempo real y, lo más difícil, predijera los movimientos de su contrincante. Deep Blue simuló con éxito el razonamiento humano en ajedrez y se convirtió en un referente clave para el desarrollo de la inteligencia artificial en el mundo, 20 años después, las transformaciones y los avances en esta tecnología son aún más sorprendentes. Sin embargo, los alcances del aprendizaje de máquinas, las redes neuronales y la computación cognitiva, además de transformar casi todos los campos de la vida en sociedad, pueden acabar con trabajos e industrias enteras.

La Organización de Naciones Unidas, la ONU, realizó la Cumbre Mundial de Inteligencia Artificial para el Bien de la Humanidad, encuentro en Ginebra, Suiza, que contó con la participación de científicos, empresarios y políticos de la talla de ​Margaret Chan​, directora de la Organización Mundial de la Salud; Peter Norvig​, director de investigaciones de Google​​ y ​​​Pet​er Lee, vicepresidente corporativo de Microsoft y cuyo objetivo es identificar las distintas formas en las que la IA podría ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas para mejorar la vida de las personas más pobres del mundo para el año 2030. La cumbre abordó desafíos globales como la pobreza, el hambre, la salud, la educación y medio ambiente y busca democratizar las soluciones de IA en todo el mundo.

Las conclusiones del encuentro se alinean con las de una carta abierta publicada en 2015, que fue firmada por más de 8.000 científicos, entre ellos Stephen Hawking y Tom Dietterich, presidente de la Asociación para el Avance de la IA, en la que se insiste que las posibilidades de esta tecnología pueden ayudar a cerrar brechas sociales, “El progreso en estas investigaciones debe apuntar no sólo a desarrollar más capacidades tecnológicas, sino a maximizar los beneficios sociales de la IA”. Una de las iniciativas más interesantes propuestas en la cumbre es utilizar la IA para medir y evaluar con mayor precisión las condiciones de vida de los 3.000 millones de personas que aún viven en la pobreza, y desarrollar políticas públicas acordes con este fin.

La Inteligencia artificial ya está en Colombia, 1 doc 3 que es una plataforma digital en la que cualquier persona puede consultar temas de salud, de forma gratuita y anónima, y un equipo médico certificado le responde de inmediato”, afirma Nicolás Durán, de esta compañía colombiana, empresa, fundada en el año 2014, responde 1,2 millones de preguntas al mes, cuenta con 600.000 usuarios activos en toda América Latina y tiene un banco de respuestas a 100.000 preguntas únicas, con esta información, procesada a través de lenguaje natural, un área de la inteligencia artificial, les ha permitido detectar cuándo una persona necesita ir al médico e incluso predecir un evento catastrófico, como un coma diabético o un infarto. “Las preguntas van contando la historia de los usuarios y cuando un doctor responde clasifica la información, los síntomas, la especialidad, el nivel de urgencia y de riesgos, eso nos ayudado a construir una base de conocimiento gigante” comenta Durán.

Empresas en Colombia como VegaTrack, especializada en rastreo satelital inteligente con servicios integrados en gestión Global de flotas y establecida en Colombia hace ya más de 3 años, esta integrando sistema de Inteligencia artificial en sus desarrollos especialmente en temas de transporte urbano de pasajeros y en el transporte de entrega de mercancías, en sistemas inteligentes de reconocimiento de rutas, donde el sistema puede pronosticar, evaluar y predecir resultados con la información que obtiene de datos entregados por un dispositivo satelital, procesando millones de datos, haciendo que este tipo de desarrollos, ayude en las desiciones que se deban tomar en el día a día en la Gestión global de flotas y servicios asociados para la empresa.

Los informes consolidados que se pueden obtener y las estadísticas precisas que entrega el sistema, se obtienen de la Inteligencia artificial que se proyectan en la innovación, que empresas como VegaTrack implanten y estén en la vanguardia mundial,  en conversación con los ingenieros de VegaTrack, se esta implantando pilotos en el SITP provisional de la ciudad de Bogotá, con resultados sorprendentes en la ayuda para que el transporte urbano de pasajeros en Colombia, tenga un control absoluto y de esta manera poder tomar desiciones en tiempo real , gracias a los millones de datos que se procesan y se consolidan. El análisis de grandes cantidades de datos que se reciben en el sistema VegaTrack y el uso de la Inteligencia artificial, puede predecir miles de incidencias que se pueden pronosticar para desarrollar una determinada condición.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?