La primera ciudad del mundo sin autos

Helsinki

Suena bien, ¿no creen? ¿Se imaginan no encontrarse día tras día con la insoportable pesadez de encontrar un lugar en dónde estacionar? ¿O del incalculable tiempo detrás del volante esperando y esperando que el tráfico avance en hora pico? ¡Ni hablar del dinero invertido en reparaciones y arreglos!

Helsinki pese a ser una ciudad de tamaño medio y con un excelente transporte público, no se libra de sufrir el problema de la congestión del tráfico rodado. Armas no les faltan para combatirlo. Ya que además de su red de tranvías y su amplia flota de autobuses, cuentan con unos innovadores minibuses que, en plan futurista, y sacando el máximo partido del fenómeno del Big Data, miran al futuro con el Kutsuplus, un servicio de minibús que ajusta sus recorridos a las demandas hechas a través del smartphone.

Lanzado hace un año, permite a los pasajeros introducir los datos de su lugar de entrada y salida o llegada a destino desde el teléfono, para un servicio personalizado más barato que coger el coche y sólo un poco más caro que el transporte público. Pero, sobre todo, ha sido el origen de un plan revolucionario de movilidad urbana que la ciudad pretende implantar en 2025.

No sabemos qué nos deparará el futuro. Pero puede que dentro de diez años, por las calles de Helsinki ya no circulen autos. Ni uno. Por lo menos, esa es la idea que tiene hoy el gobierno nacional de Finlandia. A comienzos de 2015, la capital finesa comenzará a poner en marcha un ambicioso plan que busca que los ciudadanos no necesiten tener un vehículo propio para viajar cómodamente de un lugar a otro.

Pedir el bus desde el smartphone

smartphone12En Kutsuplus, en efecto, ha sido sólo el principio. Lanzado hace un año, se trata de un sistema de bajo costo, flexible, eco-amigable y, sobre todo, necesario en una ciudad castigada por los atascos, que ya estaba buscando soluciones novedosas, y que que permite a los pasajeros incluir el inicio y final desde el mismo teléfono.

Aprovechando el ya omnipresente Internet de las cosas, se ha diseñado un plan de movilidad sostenible que, a través de una aplicación móvil centralice el abanico de posibilidiades que brindará el transporte público -coche sin conductor, bici, ferry, taxi motorizado o a pedales, bus- al ciudadano para que éste pueda elegir el que más le convenga o una combinación de ellos para llegar a su destino.

Hay que reconocer que la idea es genial. Básicamente, el sistema reagrupa las demandas y calcula el itinerario óptimo para cada uno de ellas con la ventaja de ofrecer las ventajas del coche a un precio asequible, ligeramente superior a un clásico trayecto en bus y ahorrando también emisiones.

Es decir, se quiere acabar de un plumazo con la congestión del tráfico y con la polución atmosférica convirtiendo el transporte público en un sistema lo suficientemente atractivo para que tener coche sea innecesario y, con el tiempo, incluso algo totalmente obsoleto.

El sistema tiene la virtud de poner las cosas fáciles al usuario para solucionar sus problemas de movilidad de forma planificada, ofreciendo un abanico de soluciones que se adapten a sus necesidades a un coste bajo, que conviertan el coche en una alternativa cara sin contrapartida. El sistema conseguirá que, a partir de una aplicación única que también centraliza los pagos. O, lo que es lo mismo, el pago vía teléfono móvil también evita tener que comprar billetes en el bus, o andar buscando dónde adquirir los bonos de transporte.

Si no es inclusivo que no sea nada

Por supuesto que uno de los más grandes retos será fijar precios que no solo puedan pagar los más ricos, aquellos que tienen acceso a smartphones, sino la mayoría de los ciudadanos: un plan para toda la población que, además de cuidar el medioambiente, integre a todos.

Allí se verá realmente si esta propuesta de sistema de tránsito colectivo es para el público entero e inclusiva, o solo un servicio de altas expectativas para el grueso de los consumidores. Por el momento se sabe que se ofrecerían modelos de pagos flexibles, con paquetes por kilómetros o cubrimientos mensuales. Habrá que ver si funciona como se espera y si otros pueden sumarse y copiar el modelo.

El proyecto prevé que la capital finlandesa sea pionera en lograr que el coche sea innecesario mas allá de un anecdótico primer periodo de pruebas, y todo gracias a una prueba piloto de transporte urbano a demanda desde el smpartphone.

Actualmente el reto es hacer que sea eficaz para todos, incluyendo las zonas más periféricas. Si no se dan prisa, quizá les copien la idea y otros la implanten primero, lo que sería un triunfo más. Porque, además, ya se sabe, el Big Data no se detiene…

Fuente: RedinnovaEcologismos.com

Martha O.

Nuestra especialista en temas Empresariales, de emprendimiento, asi como en redes sociales, cloud, y TIC.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.