Más de 1000 trabajadores indios muertos en la construcción del Mundial de Fútbol de Catar 2022

Qatar5Sin descanso y a 50 grados de temperatura, con salarios minúsculos e impagos, con los pasaportes retenidos y en condiciones insalubres. Así trabajan miles de trabajadores indios en la construcción del Mundial de Fútbol de Catar 2022. Más de 1000 trabajadores han muerto desde que comenzaron las obras de los estadios del futuro mundial de fútbol. 237 indios y 169 nepalíes en el año 2012.

Los accidentes y las condiciones empeoran a medida que se acerca la fecha de celebración. En el año 2013 se reportaron más de un millar de ingresos hospitalarios por caídas desde altura. Muchos de ellos no lograron sobrevivir.

Qatar3

«Durante tres meses, yo y otros 15 que llegamos juntos, nos vimos obligados a dormir en el suelo sobre unos colchones muy finos. Nos quejamos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Qatar sobre esto y nos trasladaron a otro alojamiento. Pero incluso ahora ocho personas compartimos una habitación, dieciséis personas para un baño y treinta y cinco personas para una cocina …

La cocina no es higiénica, las habitaciones están llenas de gente, el drenaje en las duchas está obstruido y lo más importante es que no hay equipos de seguridad o de las salidas de emergencia en el edificio, lo que pone nuestras vidas en grave riesgo.

Cuando me tomo un día libre del trabajo, me reducen dos días de pago de mi sueldo. Este es también el caso cuando estoy enfermo. Una de mis preocupaciones es la seguridad en el trabajo. Mi empleador no nos proporciona botas u otros equipos de seguridad, ni siquiera un uniforme.»

Son testimonios recogidos en el informe elaborado por la Confederación Sindical Internacional acerca de las condiciones de los trabajadores del Mundial de Fútbol de Catar 2022.

Qatar2

Muchos de los trabajadores de la construcción que están levantando los lujosos estadios del mundial son indios. Trabajan en condiciones más que duras, a temperaturas de 50 grados, 12 horas al día, los 7 días de la semana. Sus salarios son minúsculos y muchas veces ni cobran. Los pasaportes les son retenidos en algunos casos también. Además de las extremas condiciones laborales estos trabajadores sufren también las incomodidades y riesgos de sus alojamientos. Habitaciones saturadas y en condiciones insalubres, en ocasiones encharcados en aguas residuales con fosas sépticas al descubierto.

Nikhil Eapen, portavoz de Amnistía Internacional India:

«En lugar de simplemente decir que tales muertes son normales, el gobierno de la India debe proporcionar información clara y transparente, porque en este punto no podemos decir cómo tuvieron lugar estas muertes – ya sea en obras de construcción, en los campos de trabajo, accidentes de tráfico o como resultado de causas naturales.»

Diana Cañon

Estudiante de Psicología Universidad El Bosque.