Nueve muertos en crimen racista contra una iglesia afroamericana en Estados Unidos

usa-ig-jun-2015-1Nueve personas murieron el miércoles tras un tiroteo en una histórica iglesia negra en el centro de Charleston, Carolina del Sur, dijo a la agencia de noticias The Associated Press el alcalde de la ciudad, Joseph P. Riley, citando a la policía. El alcalde señaló que daría más detalles poco después en una rueda de prensa con la policía de la ciudad. La policía había indicado antes de un tiroteo en una iglesia AME Emmanuel.

«Había ocho muertos dentro de la iglesia. Dos personas fueron transportadas (al hospital). Una de ellas murió. En este punto, tenemos nueve víctimas en este horrendo crimen», dijo el jefe de la policía de Charleston, Gregory Mullen, a los periodistas. «Creo que se trató un crimen de odio», agregó Mullen.

El líder de la minoría en el Senado estatal, Todd Rutherford dijo que el actual pastor del templo, el senador Clementa Pinckney, estaba entre los fallecidos en la balacera.

La policía indicó en Twitter que se buscaba a un varón blanco de 21 años.

Helicópteros de la policía con focos para buscar sobrevolaban la zona, indicó un periodista de Associated Press en el lugar, y un grupo de sacerdotes se arrodilló para rezar al otro lado de la calle.

usa-ig-jun-2015-2

La iglesia AME Emmanuel tiene una comunidad tradicionalmente afroestadounidense, y su historia se remonta a 1816, cuando varias iglesias se separaron de la iglesia Episcopal Metodista de Charleston.

Uno de sus fundadores, Denmark Vesey, intentó organizar una revuelta de esclavos en 1822. Fue atrapado, y terratenientes blancos quemaron su iglesia en represalia. Los parroquianos continuaron su actividad religiosa en la clandestinidad hasta después de la Guerra Civil.

Tensiones raciales

Este crimen supone un nuevo golpe para la comunidad negra en los Estados Unidos, que en los últimos meses ha sido víctima de crímenes aparentemente motivados por el racismo, en particular homicidios cometidos por policías blancos contra hombres negros desarmados.

Fue el caso de Ferguson en 2014 y el de Baltimore hace algunas semanas, además de varios crímenes similares cometidos en Charleston el año pasado que han desatado tensiones raciales en todo el país.

Tras el tiroteo, Jeb Bush, candidato a las primarias republicanas para las elecciones presidenciales, escribió en Twitter: «Nuestros pensamientos y nuestras plegarias están con las personas y las familias afectadas por los trágicos acontecimientos de Charleston».

«Noticias terribles de Charleston. Mis pensamientos y mis plegarias están con vosotros», escribió por su parte en Twitter Hillary Clinton, precandidata demócrata a las presidenciales que el miércoles estaba en la ciudad para una reunión electoral.

Mike Huckabee, otro republicano que aspira a llegar a la Casa Blanca, también expresó su pésame pero ni Barack Obama ni la ministra de Justicia Loretta Lynch habían reaccionado todavía el jueves hacia las 06:00 GMT.

Durante algunos minutos las televisiones locales anunciaron el arresto del sospechoso y mostraron imágenes de un hombre parecido al que describió la policía, esposado y escoltado por dos agentes. Pero las autoridades dijeron luego que todavía estaban buscando al presunto autor.

Diana Cañon

Estudiante de Psicología Universidad El Bosque.