Santos y Maduro acuerdan progresiva normalización en la frontera

Los líderes de Colombia y Venezuela acordaron ayer el retorno de los embajadores y la apertura de una investigación sobre la situación de la frontera. Ayer mismo, sin embargo, se registró un nuevo incidente fronterizo.

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, acordaron ayer (21.9.2015) en Quito el retorno de sus respectivos embajadores y la apertura de una investigación sobre la situación de la frontera común, entre otras medidas para solucionar la crisis bilateral que han mantenido.

También decidieron tratar con sus equipos ministeriales «los temas sensibles» relativos a la crisis fronteriza que han mantenido, lo que harán a partir de una primera reunión que se celebrará mañana miércoles (23.9.2015) en Caracas.

santos-maduro-770x470

Estos fueron los principales acuerdos de una reunión que finalizó ante los periodistas con un apretón de manos «a cuatro», un gesto amistoso al que se sumaron el uruguayo Tabaré Vázquez y el ecuatoriano y anfitrión Rafael Correa, presidentes de turno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), respectivamente.

Plan de “normalización” de siete puntos

La declaración conjunta incluye también otros puntos, como «la progresiva normalización de la frontera», el reconocimiento de la «coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país» y «un llamado al espíritu de hermandad y unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia», además de «continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay».

Santos y Maduro se mostraron satisfechos con el resultado de la reunión, en la que, según reveló el primero, se acordó investigar «algunos incidentes en la frontera de violación del espacio aéreo» colombiano, así como trabajar conjuntamente en la lucha contra las bandas criminales, el narcotráfico y el contrabando.

«Esto consolida esa unión latinoamericana, una gran familia donde pueden surgir diferencias, pero el cariño, el afecto, esa historia común y ese destino común, esa voluntad de integración, esa voluntad de paz, permiten que se supere cualquier dificultad, cualquier desavenencia», aseveró Rafael Correa.

Incidente fronterizo en Los Negros

Click para ampliar
Click para ampliar

Sin embargo, a pesar del acercamiento diplomático, el alcalde de la ciudad colombiana de Cúcuta, Donamaris Ramírez, denunció hoy que miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ingresaron en territorio de Colombia y provocaron un incendio en una finca en la zona de frontera con Venezuela. Ramírez señaló que el incidente ocurrió en la zona rural de Los Negros, que hace parte del corregimiento de Ricaurte, cercano a Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander.

Con el paso de los días, el presidente venezolano ha ido cerrando paulatinamente otros tramos fronterizos con Colombia –ambos países limitan en más de 2.200 kilómetros- al tiempo que decretaba el estado de excepción en más municipios. En total, la situación de emergencia rige en 23 localidades de tres Estados diferentes (Zulia, Apure y Táchira). Maduro solo ha dejado libre la zona fronteriza a través del Amazonas. En los municipios donde se ha decretado el estado de excepción está prohibido el derecho a manifestación, un factor clave con vistas a las cruciales elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre, en el que los venezolanos conformarán la nueva Asamblea Nacional. 8 de las 23 localidades afectadas están gobernadas por opositores al Gobierno de Maduro.

Marlom Umaña

Estudiante de Publicidad de la Universidad Central.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.