Sextorsión por e-mail

-Tengo tus contraseñas y vídeos íntimos, paga en 24 horas-, la Policía alerta sobre este tipo de extorsión.

Con un correo electrónico, los delincuentes alertan a la víctima de que poseen su contraseña personal o de que han infectado su portátil y tienen material comprometido. -Estoy al tanto de que tu contraseña es… has visitado páginas porno… tienes 24 horas para hacer el pago. Es una nueva variedad de ‘sextorsión’  que la Policía Nacional ha alertado en un comunicado tras recibir miles de correos desde el pasado mes de junio de distintas víctimas en España.

En los últimos años la denominada ‘sextorsión’, que consiste en amenazar a los usuarios con la publicación en la red de fotos, vídeos o información íntima de los mismos, obtenida sin su consentimiento, si no pagan la cantidad de dinero que les solicitan, una vez que el posible perjudicado ha recibido el correo electrónico, tiene 24 horas para realizar un pago de entre 400 y 2.900 dólares en bitcoines —moneda virtual—. De no hacerlo, difundirán aquellas imágenes o vídeos personales íntimos que los criminales dicen tener tras activar la ‘webcam’ de los ordenadores cuando las víctimas visitan páginas web pornográficas. Los correos dicen que, de negarse, no solo difundirán los archivos de contenido sexual públicamente, sino que también se los mostrarán, en concreto, a conocidos de la víctima.

La Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Española, han explicado que, según la investigación, estos correos se envían desde una empresa con sede social en Brasil, así como que suelen ir escritos en castellano o inglés, o en ambos idiomas. Las investigaciones dicen que no tienen por qué descartar que los autores sean de nacionalidad española, aunque sí ha precisado que se trata de una campaña masiva de extorsión online que, seguramente, habrá afectado a más países. Para conseguir los pagos vía monedero virtual, los delincuentes suelen o bien indicar que han conseguido la contraseña del correo electrónico de la víctima, obtenida hace años por filtraciones masivas en la red, o bien informarle de que han instalado un ‘malware’ en las páginas web pornográficas que supuestamente ha visitado.

Los infractores se sirven posiblemente de la filtración masiva de datos en la red que se produjo en el año 2012 para obtener los correos y las contraseñas antiguas de los usuarios y poder así extorsionarles. Pero ha descartado, en todo caso, que los delincuentes tengan en su poder o que existan los vídeos sexuales con los que amenazan a las víctimas, sino que se trata de una campaña de ingeniería social.  Para que este tipo de estafas no sigan cogiendo peso en la red, la Policía recomienda que cuando alguien reciba un correo de este tipo no se alarme ni lo considere como algo real, así como que no se realice ningún pago, no se conteste al email y se bloquee inmediatamente al remitente. En este sentido, aconsejan desconfiar siempre de correos que puedan parecer de origen extraño, no hacer clic sobre enlaces y renovar regularmente la contraseña del email, del ordenador y de las aplicaciones informáticas regularmente.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.