Trump y Biden a por las llaves de la Casa Blanca

Millones de Norteamericanos acuden a las urnas para elegir a su  Presidente

Ya han votado casi 100 millones de manera anticipada y por lo menos  60 millones de personas se esperan en las urnas, cifras que dejan ver el enorme interés entre los Estadounidenses por participar en la elección del Presidente y con las encuestas realizadas confirmando el favoritismo del ex- vicepresidente Biden, los dos candidatos con sus figuras que le acompañan a última hora han realizado una frenética correría por distintos puntos del país para incentivar a sus votantes.

Esta noche en el cierre de las elecciones presidenciales se tendrá la mirada fija en los indecisos que posiblemente van a inclinar la balanza, estados como Wisconsin, Michigan y Pensilvania, tendrán que definir su voto, si Biden los recupera y gana los mismos estados en los que se impuso Hillary Clinton gana las elecciones si ocurre lo contrario y pierde en cualquiera de ellos se pueden trastornar sus aspiraciones salvo que triunfe en alguno de los otros estados indecisos, las encuestas dicen que el exvicepresidente va adelante en todos. En Míchigan, por 5,1 puntos, según el promedio de Real Clear Politics; en Wisconsin, por 6,6, y en Pensilvania, 4,3.

Existe en estas elecciones un tema de suma preocupación se relaciona al conteo de votos y el momento en el que se sabrá el nombre del ganador. En los Estados Unidos cada estado tiene reglas distintas sobre el tiempo que se puede demorar contado los votos y el momento en el que anuncia los resultados que puede ser entre 2 y 5 semanas, por lo general el nombre del ganador suele conocerse la misma noche de las elecciones o en el día siguiente basado en las predicciones que hacen los medios de comunicación utilizando resultados parciales, en estas elecciones la situación es diferente pues millones de personas optaron por votar por correo, un sufragio que tarda más en ser contado, pues se hace de manera manual, e incluye la verificación de firmas y otras medidas de control, varios estados, han otorgado algunos días extra para permitir que lleguen los votos que aún hacen su trámite en el correo, como es imposible saber el volumen real de ese voto ausente, lo más probable es que los medios no puedan anticipar el ganador a menos que la ventaja para uno u otro sea muy grande.

Los hispanos en los Estados Unidos como en la mayoría de elecciones de los últimos tiempos por la casa blanca, es bien probable, de hecho que sea el voto de esta comunidad el que termine definiendo quién se queda con las llaves de la Oficina Oval. En los Estados Unidos según las cifras del Censo y las actualizaciones que hace el Pew Research Center, hay 60 millones de hispanos, lo que los convierte en la minoría más grande del país y esto hace que sea equivalente al 18 por ciento de la población no obstante a ello los hispanos siempre han estado subrepresentados a nivel electoral,esto se ha debido a que la mitad de su población no puede votar o al menos un 20% por que no son ciudadanos y otro 30 por ciento por que son menores de 18 años. Cifras que los ponen en desventaja frente a las personas de raza blanca, pues más del 65 por ciento es elegible para sufragar, tambien existe otra razón y es que entre los que sí pueden hacerlo, el porcentaje  ha sido históricamente bajo, el 50 por ciento o menos frente a blancos o frente a afroestadounidenses, o comunidades que por lo general alcanzan el 70 por ciento o más, por supuesto al día de hoy eso ha comenzado a cambiar en un estudio reciente del Pew Center, en estas elecciones del 2020 los hispanos representan el 13.3 por ciento del universo total de personas elegibles para votar, es la primera vez en la historia que se constituyen como la minoría más grande con posibilidad de sufragar.

EL Presidente de los Estados Unidos que tras llegar hace cuatro años al cargo por sorpresa se enfrenta hoy al veredicto de las urnas, es un hombre que ha hecho de la polarización su modo de vida y también el sello de identidad de su administración a base de escandalizar, insultar y señalar a sus adversarios, el Presidente Trump ha llevado al país a una enorme división entre sus partidarios y sus detractores, y sus efectos tras solo cuatro años son claros, por su parte Joe Biden es, sobre todo, la esperanza de todos los anti Trump que ven una oportunidad para que el magnate vuelva a ser magnate y deje de ser el presidente de Estados Unidos, es un garante en cierto modo de la herencia de el ex-presidente Barack Obama,  un candidato moderado, pero no demasiado carismático. Hoy es el día en que se despejaran todas las dudas e incertidumbre de los seguidores de los dos candidatos, en una época que se ha caracterizado atípica por la Pandemia que envuelve al mundo y que deja señales inequívocas del cambio radical del pensamiento de los electores.

 

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.