Vuelve la Pesadilla a Europa del Covid-19

Confinamientos en casa, toques de queda, cierre de restaurantes y bares, entre otras medidas.

La Pandemia sigue expandiéndose nuevamente por Europa al igual que sucedió en la Primavera pasada, las entidades de los países Europeos, han puesto nuevamente restricciones severas para tratar de frenar el avance del Virus, como ya se hizo en los meses de Marzo y Abril pasado, la segunda ola de esta terrible enfermedad ha llegado antes de lo que los expertos pensaban y nuevamente las muertes y los contagios se están produciendo en Europa a una velocidad vertiginosa. Las directivas gubernamentales de la Unión Europea pidió esta semana a sus ciudadanos mucha disciplina social,  porque cuando se respetan las medidas de prevención el riesgo de contagio se reduce considerablemente. Países como España tiene ya cierres perimetrales en la mayoria del pais y toque de queda en toda España, pensando ya en la posibilidad de un nuevo confinamiento nacional, lo que se ve en la mayoria de paises Europeos es nuevamente de confinamientos y restricciones generalizadas.

En el Reino Unido el primer ministro británico, Boris Johnson,  ha sido uno de los últimos mandatarios en anunciar el día de ayer sábado es la vuelta al confinamiento, ha comunicado el confinamiento nacional severo de toda Inglaterra durante un mes a partir del próximo jueves hasta el día 2 de diciembre, medida que pone fin a la estrategia de restricciones locales y volver obligatoriamente a quedarse en casa, con salidas únicamente a lo esencial, el cierre obligado de los comercios y negocios no esenciales y la hostelería no obstante la actividad docente escuelas y universidades seguirán abiertas, No podemos permitir que este virus dañe el futuro de nuestros hijos incluso más de lo que ya lo ha hecho, ha justificado Johnson.

En Portugal Antonio Acosta, primer Ministro, anunció el confinamiento del 70% de toda la población del país y cuya medida, se aplicará a todos los municipios con una incidencia superior a los 240 casos por cada 100.000 habitantes, establece que solo se debe salir de casa para actividades muy imprescindibles como trabajar, ir al colegio o a la compra de alimentos, ahora mismo se tienen 121 localidades portuguesas, entre ellas Lisboa y Oporto, que se encuentran en disposición de ser confinadas desde el próximo 4 de noviembre.

Austria ha anunciado un nuevo confinamiento con toque de queda un poco más moderado que el de la pasada primavera y que iniciará a  partir del martes 3 de noviembre, y durante por lo menos un mes, en todo el país se impone un toque de queda a partir de las 20.00 horas para impedir los encuentros y fiestas privados nocturnos, pero se permite salir de casa de forma individual para pasear, hacer deporte y trabajar, se ha decretado el cierre de hoteles y locales de gastronomía, ocio y culturales, entre otras medidas.  La esperanza es que este paquete de restricciones surta el efecto deseado de lograr un descenso masivo de las cifras de contagio, para poder aliviarlas paulatinamente en diciembre, fueron las palabras a la población del canciller federal, Sebastian Kurz. 

En Francia comenzó un confinamiento, de por lo menos un mes de el pasado viernes, una medida severa, pero más relajada que las medidas tomadas la pasada primavera, se podrá salir una hora al día, a un máximo de un kilómetro de sus domicilios, para pasear o hacer deporte y se mantienen abiertas guarderías y educación primaria y secundaria. Bodas y entierros podrán celebrarse, aunque con asistencia muy reducida.

En Bélgica se anunció el pasado viernes el cierre de todos los comercios que se consideran no esenciales, incluidos los negocios de profesiones de contacto no médicas como las peluquerías y los centros de belleza, hasta mediados de diciembre, seguirán abiertos los supermercados y los negocios de comida a domicilio y se dictó la obligatoriedad del teletrabajo siempre que sea posible, así como la prolongación de las vacaciones escolares de otoño, previstas para la próxima semana, no se prohíbe la movilidad en las puertas de un puente festivo en el país, aunque se desaconsejan los viajes no imprescindibles, solo se podrá invitar a una persona a la vez en casa, en  el exterior se podrá ver a hasta cuatro personas a la vez pero sin quitarse la mascarilla. Los belgas podrán pasear y hacer ejercicio.

En Alemania donde esta semana se reportó un récord en contagios  con 19.059 casos nuevos y 103 muertos, las autoridades federales esperan que en las próximas semanas se invierta la tendencia, ya que la llegada del mes de noviembre supondrá en Alemania el cierre de todos los restaurantes durante 30 días e importantes restricciones de aforo en comercios y otros establecimientos, se acordó que las tiendas pueden permanecer abiertas, no obstante a ello en ningún momento podrá haber en su interior más de un cliente por cada 10 metros cuadrados, las escuelas y guarderías también continúan funcionando con nuevos protocolos de limpieza y está previsto limitar las reuniones al aire libre a no más de los miembros de dos hogares, se prohíben las estancias en hoteles para todas las personas que no tengan motivos o razones esenciales.

En Italia el confinamiento del país se ve muy cerca, el gobierno Italiano siempre se ha mostrado contrario a volver al confinamiento total aunque se está estudiando nuevas restricciones, que se sumarían al cierre de teatros, cines, salas de concierto, gimnasios y piscinas y límites de horarios hasta las 18.00 horas en la apertura de bares y restaurantes. En Italia se vaticina que, de no cambiar la tendencia, en las próximas jornadas se podrían tomar medidas que vayan hacia un nuevo confinamiento de la población en determinadas regiones o localidades, a pesar de las reticencias del Gobierno, tenemos que analizar si es necesario anticipar movimientos para evitar que la curva empeore, es lo que expresó el dia de ayer sábado el ministro de Asuntos Exteriores, Luigi Di Maio. 

De forma general todos los diferentes gobiernos Europeos confían en que las medidas que están implementando hagan efecto en las próximas semanas y se consiga doblegar nuevamente la curva de contagios, con mucho tacto para que se pueda salvar la campaña navideña y que a nivel económico no se siga sufriendo por esta Pandemia que en cualquier caso si los contagios no se detienen los gobiernos tengan un gran margen para poder endurecer las medidas adoptadas y volver a una situación como la que se produjo la pasada primavera que nadie quiere volver a vivir.

 

 

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.