Hallan una nueva especie de escarabajo en la sima más profunda del mundo

Duvalius-AbyssimusDos investigadores de universidades españolas han descrito una nueva especie de escarabajo que habita en la cueva más profunda del mundo. El insecto se ha bautizado Duvalius abyssimus y lo han localizado en la gruta de Krúbera-Voronia, en la parte occidental de Georgia, bañada por el Mar Negro. El estudio de esta nueva especie se ha publicado en la revista Zootaxa, y está firmado por la investigadora de las universidades de Aveiro y La Laguna, la portuguesa Ana Sofia Reboleira y el zoólogo de la Universidad de Alcalá, Vicente M. Ortuño.

Como ha explicado a RTVE.es Vicente M. Ortuño, especializado en Biología subterránea, continuamente localizan nuevos insectos en este tipo de hábitats (conocidos como hipogeos, es decir, pasajes subterráneos), como recientemente en las profundidades de la sierra de Guadarrama o en el Moncayo.

Voronia, un hábitat de complicado acceso

Krubera-VoroniaSin embargo, este hallazgo en concreto es llamativo puesto que se ha hallado en una cueva cuyo acceso presenta enorme dificultad. Voronia, ubicada en el macizo de Arabica, se trata de una sima vertical con una profundidad de 2.140 metros.

Asimismo, en esta parte del Cáucaso convergen las placas tectónicas asiática y europea y presenta un gran interés biogeográfico, según ha indicado Ortuño.

También ha contado que la investigadora Ana Sofia Reboleira y otro compañero fueron los que realizaron las colectas de material, tanto en el interior como en el exterior de la cueva, situada a 15 kilómetros del mar.

El recién descubierto escarabajo

Como recoge Sinc, los investigadores solo disponen de dos ejemplares de Duvalius abyssimus, un macho y una hembra, recogidos en la cueva pero que «no se localizaron en los metros finales».

El género Duvalius es un colonizador exitoso de las profundidades terrestres. La mayoría de las especies tienen un estilo de vida hipogeo y viven en cuevas o en el medio subterráneo superficial. “Las características de la nueva especie indican que está en un grado medio de adaptación a la vida subterránea. Prueba de ello es que aún conserva ojos, que están ausentes en las especies cavernícolas muy especializadas”, ha añadido el investigador.

Investigación bajo tierra

universidad-alcala
La Universidad de Alcalá de Henares – España (Foto de Archivo)

El científico de la Universidad de Alcalá, quien practica bioespeleología, ha comentado que es especialista en este grupo de insectos, a los que ha dedicado los últimos diez años de su carrera.

«Adentrarse en el medio subterráneo significa que hay que moverse en un medio hostil, igual que en alta montaña o en los fondos marinos. No es el medio natural del ser humano, por lo que requiere romper miedos», ha indicado.

Así, trabaja en medios afóticos, a los que no llega un ápice de luz de sol. «Es una oscuridad absoluta, y bajo esas condiciones buscar esos animales tan pequeños es dificultoso, ya que viven en pequeñas grietas y fisuras y hay que hacerlos salir. Para ello utilizamos cebos y pequeñas trampas que dejamos en un lugar más accesible y regresamos a recogerlos», ha explicado.

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.