Rossi deja a Lorenzo fuera de la primera fila en Sepang

Dani Pedrosa no se había sentido tan cómodo en un circuito desde que empezó la temporada. Y se llevó la pole al primer intento, algo que no hacía desde el gran premio de Cataluña del año pasado. Imposible su tiempo esta vez, velocísimo, para cualquiera de sus rivales.

El trazado ayuda. Ayuda a la moto, que fue testada aquí en el mes de febrero, lo que dio a los ingenieros de Honda las claves (equivocadas, aunque eso no lo sabrían hasta más tarde) para construir un motor que acabaría resultando demasiado agresivo, difícil de controlar en los bajos, con una entrega de potencia de todo menos dulce, que complica la entrada de las curvas, hace que la moto se mueva mucho en frenada y sea inestable en aceleración.

Todos esos problemas quedan reducidos a la mínima expresión aquí, en el circuito de Sepang, donde el calor sofocante y la humedad hacen que el rendimiento del motor sea menor y la máquina funcione a las mil maravillas, como creyeron en aquellos tests que funcionaría el resto del año. De aquello sacó buen provecho Pedrosa, a quien le sobraron diez minutos de clasificación. Le bastó con dos neumáticos y una vuelta lanzada.

6785-valentino-rossi

No pudo igualar (ni acercarse siquiera) sus tiempos su compañero de equipo Marc Márquez, que también ha sido muy rápido el fin de semana. El primer intento no fue muy bueno: salió el primero, algo raro en él, y tiró del resto de la parrilla, especialmente de Lorenzo, que iba tras él, pero tenía el de Cervera pocas ganas de dar rueda a sus rivales –“Bajé el ritmo en las curvas cinco y seis porque quería evitar beneficiar a nadie con mi rebufo”, declaró después–; su segunda salida llevaba susto incluido –salvó una caída que parecía cantada– y en la tercera, con la confianza algo mermada, mejoró sus cronos, pero no lo suficiente para hacer peligrar el primer puesto. Y se quedó a cuatro décimas de su colega.

A seis, aprovechando los últimos segundos de clasificación, con la bandera a cuadros ya echada, se quedó Valentino Rossi, que aspira a ganar el título de campeón del mundo ya este fin de semana. Logró clasificarse en primera fila y hacerlo (lo más importante) por delante de su rival, Jorge Lorenzo, posición en la que no había terminado en ninguna de las sesiones precedentes. Y lo hizo por sí mismo. Eso sí, después de aprovechar en su segunda salida a la pista la referencia de su amigo Andrea Iannone, que le acercó a las posiciones delanteras. Gracias a su rueda, el italiano se colocó cuarto en su segunda salida a la pista y adelantó así a su compatriota, que le había esperado a la salida del pit lane para ofrecerle su ayuda. No le vino nada mal: “Es emocionante hacer una vuelta detrás de Iannone, normalmente, ocurre al revés”, dijo, aunque declaró que no estaba pactado hacer toda la sesión a la par. En el último intento, aunque volvieron a salir juntos de los boxes, el líder del Mundial logró su tiempo sin necesidad de seguir a nadie. Y logró sacar a su rival, Lorenzo, de la primera fila.

El español fue solo 11 milésimas de segundo más lento que el italiano (tiempo que logró en aquella segunda vuelta en la que fue detrás de Márquez), pero tendrá que salir desde la segunda fila por cuarta vez esta temporada. Preguntado por cuánto le había ayudado Márquez a hacer su vuelta rápida, el de Yamaha respondió: “No lo sé, me ha ayudado en alguna curva y me ha perjudicado en otras porque en algunos puntos del circuito ha llegado a estar muy cerca y he tenido que frenar”.

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.