El Frente Nacional, inculpado en Francia por presunta financiación ilegal

Los presuntos delitos inculpan judicialmente a El Frente Nacional de «abuso de bienes sociales» y estafa a el Estado. El Frente Nacional es el partido de Marine Le Pen.

Para Le Pen, de 87 años, la responsable de su salida del partido no es otra que Marine. En declaraciones a la emisora RTL ha sostenido que ella “no quería formar parte del pelotón de implementación” pero lo dirigía “desde la distancia por teléfono” ya que sabía que participar en el comité ejecutivo le haría parecer una “villana”.Le Pen ante unos 300 simpatizantes durante un acto en Marsella en el que criticó la política de “demonización” de su hija y actual líder del FN, Marine Le Pen. afirmó: “Propongo que nos reunamos, que no seamos huéfanos, en la Unión Azul, Blanca y Roja”.

La Justicia sospecha que el partido de la familia Le Pen ha estafado al Estado varios millones de euros, con facturas falsas y falsas prestaciones de servicios de las empresas y militantes que han participado en la campaña presidencial de Marine Le Pen de 2012 y las elecciones legislativas que continuaron dos meses más tarde.

lepen_noticia

Wallerand de Saint-Just confirmó personalmente la inculpación de su partido, tras ser preguntado por varios magistrados. Wallerand de Saint-Just es tesorero del FN.

Varios cargos de la administración del FN ya fueron inculpados

Varios dirigentes administrativos de el FN los mismos delitos ya han inculpado a y los dirigentes de dos empresas amigas hace meses. Sus declaraciones e investigaciones de la Policía Judicial ha prolongado las sospechas a toda la élite directiva del partido de Marine Le Pen, que se inculpa a ella no personalmente, por el momento.

Marine Le Pen es una letrada y política francesa de extrema derecha, presidenta del Frente Nacional, candidata por este partido a las elecciones presidenciales de 2012.

Según las filtraciones judiciales, los directores de la campaña presidencial de Marine Le Pen en 2012 han montado un sistema de estafa permanente al Estado, usando varios mecanismos paralelos.

marine_le_pen_getty

El FN habría usado dos minúsculas empresas, Jeanne y Riwal, para conceder créditos a sus candidatos a las elecciones legislativas que continuaron a la presidencial de 2012. Las mismas empresas habrían montado un servicio de «prestaciones obligatorias» que «vendían» a sus candidatos, con el final de estafar al Estado.

Según las mismas filtraciones, Jeanne y Riwal habrían producido facturas falsas durante la campaña presidencial de Marine Le Pen, con el final de cobrar las subvenciones oficiales concedidas a todos los candidatos.

Control de las dos empresas

La participación de Jeanne y Riwal en la presunta estafa del Estado agrega un nuevo frente de crisis, judicial y pariente. Jean-Marie Le Pen controló históricamente Jeanne, usada para «prestar» dinero al FN a sus candidatos próximos al patriarca. Riwal, por el contrario, estuvo controlada por un amigo personal de Marine Le Pen.

Afrontados si la extrema derecha termina conquistando la zona de Nord-Pas-de-Calais-Picardie, a cara de perro el papá y la hija desde hace meses, el clan Le Pen se observa implicado en la misma trama de financiación ilegal y estafa al Estado, a tres meses largos de unas elecciones regionales que pudieran ser históricas , como anuncian todos los sondeos.

El octogenario político francés pretende unir al ala más dura de la extrema derecha francesa en una coalición electoral que quiere que crezca en el seno del FN, pese a la oposición de su actual líder.

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.