El renovado empuje de la energía solar

descarga (3)Mensaje claro e inequívoco del gobierno de los Estados Unidos para dar un fortísimo empuje al desarrollo de la energía solar en el mapa energético del país: un paquete de más de trescientas medidas destinadas a facilitar la instalación de placas solares y convertir en eficientes la mayor cantidad de edificios posibles. Empresas de todo tipo, como el gigante de la distribución, WalMart, o el conglomerado dedica a la salud Kaiser, instalando extensiones enormes de paneles solares en sus edificios y hospitales, desarrollo de cursos de capacitación para más de cincuenta mil nuevos trabajadores en la industria relacionada con la energía solar, condiciones ventajosas de financiación para instalaciones domésticas, un concurso de Google dotado con un millón de dólares para quien logre construir el inversor fotovoltaico más pequeño y barato…

… y por si hubiera alguna duda, una demostración tan simbólica y directa como montar paneles solares en los tejados de la Casa Blanca.

La apuesta de los Estados Unidos por la energía solar es decidida e inequívoca. El precio de los paneles solares ha descendido más de un 60% en los últimos tres años, y la industria que los fabrica, instala y da servicio genera una gran cantidad de puestos de trabajo en el país. En torno a una cuarta parte del total de capacidad de generación añadida durante el año 2013 vino de la energía solar, solo superada por el gas natural, y desde 2008, la base de generación solar instalada se ha multiplicado por más de once, desde los 1.2 hasta los trece gigavatios. Apple, por ejemplo, genera toda la electricidad necesaria para alimentar sus datacenters directamente mediante energía solar.

El énfasis en la energía solar forma parte de un plan institucional pensado para reducir el impacto del calentamiento global. Pero no solo lo estamos viendo en los Estados Unidos: si sobrevuelas muchos países centroeuropeos, puedes ver cómo los panales solares en los techos de las casas proliferan de manera apreciable.
Es una pena que en España no tengamos sol…

Escrito por Enrique Dans
http://www.enriquedans.com/2014/05/el-renovado-empuje-de-la-energia-solar.html

Y mientras, en España…

David Utiel todavía recuerda las palabras del gobierno español en 2007 para animar a invertir en la energía solar: “el sol puede ser suyo”, pero siete años más tarde, muy endeudado, lamenta al igual que 62.000 particulares haber seguido sus consejos.

“¿Que cómo me siento? Engañado totalmente, estafado, desilusionado, disgustado”, dice este profesor de electrónica, de 37 años, que comparte junto con otros 23 habitantes del pueblo de Madrigueras, cerca de Albacete, en el este de España, un parque con cerca de 360 paneles fotovoltaicos.

“Fue el Estado el que nos encendió la bombilla” al decir que “aquello puede ser una cosa muy rentable”, cuenta, mientras recorre el terreno donde se instalaron esos paneles, a la salida del pueblo.

Animado, David invirtió 450.000 euros en este proyecto en 2007, apostando por esta energía y la promesa de ingresos regulares al igual que la veintena de habitantes implicados, gente “total y absolutamente normal, gente de pueblo, rural, unos trabajamos en el mundo de le enseñanza, otros trabajan de agricultores, otros trabajan en el mundo pequeño industrial”.

“Cuando se pensó, no se pensó para cazar primas, ni para hacerse millonarios ni nada por el estilo: esto se pensó para poder tener una especie de plan de pensiones”, explica.

Pero el gobierno, enfangado en la crisis y enfrentado a un sistema energético deficitario, fue recortando poco a poco las ayudas a las renovables.

Lo que le ha hecho perder su ventaja, dice David, para quien esto explica que “Alemania, con casi la mitad de horas de sol que España, tenga casi 10 veces más en fotovoltaica a día de hoy”.

Y para los particulares que creyeron en ello, el sol ha sido una mala apuesta.

Diana Cañon

Estudiante de Psicología Universidad El Bosque.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.