Glaxo GSK organizó una red de sobornos para que los hospitales utilizaran sus medicamentos

descarga (7)Tras diez meses de investigación, la Policía china acusó ayer formalmente al gigante farmacéutico Glaxo Smith Kline GSK de liderar una gigantesca red de sobornos a funcionarios del gobierno, médicos y enfermeras para que los hospitales utilizaran sus medicamentos. El soborno llegó a movilizar unos 350 millones de euros, desde 2009, y disparó el precio de los fármacos de GSK, en China, hasta siete veces más que el existente en otros países.

GSK presionó desde 2009 a sus equipos de ventas para que incentivaran, mediante sobornos a médicos, enfermeras y hospitales, la venta de medicamentos fabricados por GSK. Los sobornos se escondían como pagos por viajes y para impartir conferencias y se extendieron también a funcionarios. GSK, una de las principales empresas farmacéuticas del mundo, cuenta con cinco fábricas, un centro científico y 7.000 empleados en China. En un comunicado emitido en su sede en Londres, la compañía afirmó que se han tomado «muy en serio las acusaciones que se han presentado».

La corrupción en el sector sanitario y el alto precio de las medicinas y los tratamientos médicos se encuentran entre las principales quejas de los ciudadanos chinos. El trato deficiente en los hospitales, real o percibido, ha llegado a generar incidentes de violencia. Según la Asociación de Compañías Farmacéuticas de China, los sobornos suponen el 20% de un medicamento típico chino, en un mercado que la firma de inversión Edison Investment Research prevé que sea el mayor del mundo para 2020.

images (4)Según el periódico ABC y otros medios de comunicación GlaxoSmithKline (GSK) aceptó pagar una multa récord de 3.000 millones de dólares para poner fin a los procesamientos del Gobierno de Estados Unidos relacionados con «la promoción ilegal de medicamentos y mentiras sobre los precios». Y para poner fin a la promoción ilegal de los antidepresivos Paxil y Wellbutrin para menores de 18 años y la medicina para diabéticos Avandia. Glaxo ha sido investigada civil como y penalmente. Fue acusada de «promoción ilegal de medicamentos, de no revelar información relacionada con la seguridad, de los fármacos y de hacer declaraciones falsas sobre los precios», según el Departamento de Justicia de Estados Unidos. La acusación incluía también los sobornos a médicos. La compañía reconoció «los errores cometidos».

En enero de 2012 la Justicia argentina multó en un millón de pesos al laboratorio GlaxoSmithKline y a dos médicos por irregularidades en ensayos clínicos con niños. Los denunciantes aseguraron que se produjeron 14 muertes de bebes y niños, pero tanto en la resolución judicial como en los procedimientos administrativos del gobierno no se pudo establecer que los ensayos fueran los causantes de los decesos, pero tampoco que no tuvieran ninguna vinculación.

Diana Cañon

Estudiante de Psicología Universidad El Bosque.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.