Muere Manuel Antonio Noriega

El Ex-dictador panameño falleció la noche de este lunes a los 83 años.

Manuel Antonio Noriega, falleció hoy a los 83 años, un temido dictador panameño, que  acusado de narcotráfico y derrocado por una invasión de Estados Unidos. Noriega había salido temporalmente el 28 de enero de la prisión El Renacer, para operarse, donde cumplía condenas por desapariciones y asesinatos, se hallaba recluido en un hospital desde marzo tras operarse de un tumor cerebral.

Considerado un militar sin escrúpulos, pudo relacionarse simultáneamente con el capo colombiano Pablo Escobar, el líder cubano Fidel Castro y con múltiples servicios de inteligencia. En medio de esa carrera hubo opositores asesinados, dudosas fortunas, condenas por narcotráfico, una invasión militar y denuncias de traiciones a repetición.  “Lo más sobresaliente en la vida de Manuel Antonio Noriega es que hizo de la institución (militar) un instrumento, una combinación macabra entre el crimen y el narcotráfico”, dijo a la AFP el general Rubén Darío Paredes, a quien el ex-dictador relevó en 1983 en la Guardia Nacional.

Noriega nació en la capital panameña el 11 de febrero de 1934 en el seno de una familia humilde, muy joven perteneció a la carrera militar y llegó a dirigir Panamá con mano de hierro entrelos años  1983 y 1989.  Tras participar en 1968 en un golpe contra el presidente Arnulfo Arias, su ascenso se volvió meteórico cuando, un año después, el histórico gobernante de Panamá, el general Omar Torrijos, lo puso al frente del servicio de inteligencia G-2. Se sospecha que fue en esa época que la CIA, omnipresente en Panamá para vigilar el Canal, reclutó a Noriega, quien afianzó su poder tras la muerte de Torrijos en 1981 en un misterioso accidente aéreo.  En el año  1983 accedió a la comandancia de la extinta Guardia Nacional y comenzó su gobierno.

El exhombre fuerte de Panamá había sido operado el pasado 7 de marzo de un tumor benigno en el hospital público Santo Tomás de la capital panameña, pero después de la cirugía tuvo un sangrado cerebral, por lo que volvió a ser intervenido. Tras dos operaciones en ocho horas quedó en estado crítico, Noriega había salido temporalmente el 28 de enero de la prisión El Renacer, a orillas del Canal de Panamá, donde cumplía condenas por desapariciones y asesinatos, para operarse.

Según dijo su médico personal, Eduardo Reyes, el tumor había “tenido un crecimiento no esperado”, lo que aceleró la necesidad de una cirugía para evitar daños al sistema cerebral pese al alto riesgo.

Pese haber acumulado poder y secretos, tanto de copartidarios como de opositores, el militar ya no tenía influencia política y nunca reveló la información que acumuló. Noriega pidió “perdón” en 2015 a “toda persona que se sienta ofendida, afectada, perjudicada o humillada por mis acciones”, manifestó.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega – Comunicador Social – Periodista – con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?