Wikileaks: EE UU espió a Steinmeier y al Ministerio alemán de Exteriores

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense ha espiado durante años al actual ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y ha tenido en su punto de mira hasta veinte objetivos de su departamento, según informaciones difundidas este lunes por la plataforma Wikileaks.

En un comunicado, Wikileaks relevó que, según los datos de los que dispone, la NSA espió al Ministerio de Exteriores antes de que este organismo trasladara su sede de Bonn a Berlín -en 1999- y también tuvo entre sus objetivos al ministro Joschka Fischer, que ocupó el cargo entre 1998 y 2005.

Entre los documentos de Wikileaks, se encuentra la interceptación de una comunicación de Steinmeier justo después de que el alemán se reuniera en Washington en noviembre de 2005 con la entonces secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice.

Según el informe de la NSA, Steinmeier «parecía aliviado por no haber recibido de la secretaria de Estado ninguna respuesta definitiva» sobre las informaciones de prensa que denunciaban posibles vuelos de la CIA sobre Alemania hacia cárceles secretas en el este de Europa, usadas para interrogar a sospechosos de terrorismo.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier
El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier

Antes de ser nombrado ministro de Exteriores en 2005, Steinmeier fue jefe de gabinete con el canciller socialdemócrata Gerhard Schroeder, puesto desde el que era responsable de la coordinación de las agencias de inteligencia alemanas.

Según recordó Wikileaks, en esa época tuvo lugar el caso de Kahled El Masri, un ciudadano alemán que fue entregado a la CIA en Macedonia y trasladado a un lugar secreto en Afganistán, donde fue interrogado y torturado, según la sentencia dictada en 2012 por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Para el director de Wikileaks, Julian Assange, «las publicaciones indican que la NSA ha sido usada para ayudar a la CIA a secuestrar y torturar con impunidad» y la agencia ha contado con «la complicidad tácita de Gobiernos europeos». A su juicio, el informe de la NSA revela que en 2005 Steinmeier estaba «encantado» de que EEUU no le hubiera dicho nada que lo obligara a actuar.

Diana Cañon

Estudiante de Psicología Universidad El Bosque.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.