domingo, junio 16, 2024
EditorialInternacional

España comienza una represión policial brutal y sin precedentes (en la democracia)

abuso-policial-2Editorial. Karlos García Florián. Redación VegaMedia MADRID. Aunque pocos medios internacionales se hicieron eco de las pasadas protestas violentas en Burgos (España), donde el pueblo se volvió en contra de la especulación y expolio que los políticos de turno hacían de las cuentas públicas, estas protestas fueron muy violentas, tanto del lado de los manifestantes, como por parte de la policía antidisturbios. Tanto es así, que el gobierno español se vió obligado a enviar mas de 400 agentes antidisturbios, que no pudieron hacer nada por controlar la situación, la marcha atrás del alcalde de Burgos en el proyecto que pretendía llevar a cabo, por encima de todo el pueblo, junto a un conocido corrupto (condenado por ello) que controla tanto la construcción como los medios de la región, y solo esa marcha atrás, fue lo que acalló las protestas, que comenzaban a explotar en todo el territorio Español.

Tras el 11 de marzo (conocido movimiento 11M y los que le siguieron), y las protestas generalizadas, el gobierno comenzó una silenciosa pero evidente «puesta a prueba» de lo que sería la represión policial que fue siguiendo. Se hicieron «pruebas piloto» con actuaciones policiales fuera de sentido, de lógica, de ética, y sobre todo de legalidad, con la idea de «ver que pasaba». Conocido era de los que mandan que el pueblo español es parco en revolución, y es mas de que le pongan un buen partido de fútbol para dejarlo calladito, aunque sus hijos no tengan para comer. No olvidemos que España es líder en pobreza infantil. Si señores y señoras, de país civilizado NADA. Parece poco importar a los políticos españoles los niños que sufren desnutrición seria en pleno siglo XXI, y España ya es líder frente a otros países, por ejemplo Cuba.

Decir que España es el país mas nombrado en las listas de Amnistía Internacional en lo referente a abusos y brutalidad policial, incluso con numerosas denuncias de tortura, si en pleno 2014, donde los Mozos de Escuadra (policía autonómica del País Catalán) tienen el indecoroso record de sentencias perdidas frente a TORTURA, aunque luego todos los agentes hayan sido indultados por el gobierno, el mismo que les mandaba torturar.

Da igual que los jueces, en todos los casos, hayan demostrado con sus sentencias (tanto exculpatorias, como de puesta en libertad inmediata) que la policía se extralimita en sus funciones, poco parece importar en la vida real. Hasta los jueces son silenciados con su expulsión de la carrera judicial cuando al presidente de turno les parecen incómodos. La justicia en España parece más rápida para los jueces, que para los corruptos y ladrones (a los que interesa dimanar y alargar los procesos durante todos los años posibles, en busca de la prescripción de los delitos). Incluso a medida para las princesitas y otras realezas rococo; estos pueden robar y estafar sin problema, hasta el fiscal público obra a su favor. Y A NADIE LE EXTRAÑA, A NADIE LE IMPORTA.

En subsiguientes protestas, por ejemplo en Valencia, cuando los estudiantes, casi todos ellos menores de 18 años, se plantaron ante la falta de recursos (importante conocer que la Comunidad Valenciana es líder en infraeducación, donde mas del 40% de alumnos se hacinan en barracones), la policía actuó con tal contundencia (repito, frente a niños, que encima tenían toda la razón) que los propios padres, y cualquiera que viera esas imágenes, se lanzó a la calle de forma masiva, y de nuevo, el gobierno reculó. Era solo una «demo», un intento por conocer «hasta dónde» era capaz el gobierno de reprimir a su pueblo.

La última, en la frente (del pueblo, claro), este mismo fin de semana. Mientras políticos (muchos de ellos con casos de corrupción ante la justicia) celebraban un opíparo banquete (a costa seguro de las arcas públicas) el pueblo, en la calle, recriminaba con cánticos, y de forma totalmente pacífica la desfachatez que implica que, en medio de la crisis en la que estamos, y de los sacrificios que dicen debemos hacer, ellos se pongan ciegos a marisco, cochinillo, y otras delicatesen que los de «a pié» no pueden ni soñar. A estos politiquillos de turno, ajenos de la realidad en la que obligan a vivir al pueblo al que representan, y dicho sea de paso, la alta alcurnia del partido de la derecha español PP, heredero directo de la antigua dictadura, y que sigue encabezonado en vender el país al mejor postor, bien, a esta carroña de personas, debió molestarles en exceso los cánticos y recriminaciones de no mas de 30 personas, y usando el poder que el pueblo les dio, hicieron llegar a casi 50 antidisturbios para acabar con el tema cuanto antes. Poco importa que dichas personas estén amparadas por esto que llaman constitución, ampliamente prostituida una vez tras otra, y esa otra cosa que llaman democracia. Aqui tenemos la conclusión:

1012282_578451745576964_1660380850_n

 

La actuación policial (esos que deben proteger al pueblo) es deleznable:

Y luego, las declaraciones de los agredidos por la policía, sin desperdicio:

Y algunos vídeos de los últimos disturbios en Burgos (Gamonal):

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.