diomedes diazEl Cacique de la Junta, como era conocido el cantautor vallenato, muere a los 56 años en Valledupar.

Luego de un concierto en Barranquilla, celebró en casa. Se encerró en su cuarto para no salir más.

Tres días duró para los seguidores del vallenato de Diomedes Diaz  la celebración de un nuevo álbum de su ídolo. Tan solo el jueves el cantante vallenato había estrenado ‘La vida del artista’ y alcanzó a agradecerles el apoyo a sus seguidores. Pero, este domingo, descansaba en su casa cuando sobrevino el ataque cardiaco que acabó con su vida a sus 56 años.

Díaz sobrevivió a varias operaciones, incluso unas a corazón abierto, y otras como la del año pasado, a consecuencia de un accidente automovilístico. Muchas veces sus seguidores hicieron cadenas de oración durante semanas, esperando milagrosas recuperaciones que se dieron. Y el artista volvía a los escenarios.

muerte-de-diomedes-diazA Diomedes, mientras dormia en su casa de Valledupar la muerte le llego. Su último concierto lo dio en Barranquilla, el viernes. De ahí salió para Valledupar, donde estuvo celebrando con su mánager, José Zequeda, durante varias horas. Al despedirse de él, le dijo: “Me voy a morir, porque usted se va y me va a dejar solo”.

Después se encerró en su cuarto, como hizo muchas veces, y no salió más. Al notar que no se levantó a desayunar, su esposa, Consuelo, llamó a Zequeda, que sugirió dejarlo descansar. Pero, pasadas las 2 de la tarde, hicieron que un niño entrara por la ventana, tal como hacían en sus frecuentes encierros. Lo encontraron rígido y frío. Lo llevaron a la Clínica del Cesar, pero ya estaba muerto.

diomed619Durante los últimos años de su carrera musical, a sus seguidores no les importaba si cantaba afinado o si llegaba tarde, lo seguían con una veneración que Diomedes cultivó desde sus mejores décadas, los 80 y los 90. La vocación musical de Diomedes Dionisio Díaz Maestre, nacido el 26 de mayo de 1957, en la finca El Carrizal, en La Junta –corregimiento de San Juan del Cesar Departamento de la Guajira, se reveló desde su infancia, cuando se colaba en las parrandas a cantar, más con la intención de que el público conociera los versos de su inspiración, que de ser cantante.

Su tío, el fallecido acordeonero Martín Maestre encaminó su talento vocal. Pero Díaz no dejó de componer y a esa habilidad le debió su contratación como mensajero en bicicleta en radio Guatapurí, emisora que difundió su primera composición: La negra. Su bautizo musical como ‘El Cacique de La Junta’ proviene de esos comienzos en 1976, cuando Rafael Orozco y Emilio Oviedo le grabaron la canción Cariñito de mi vida, en la que Orozco lo saludó como ‘El Cacique de la Junta’.

En esos tiempos, un tercer lugar en la categoría de canción inédita en el Festival de la Leyenda Vallenata acercó a Diomedes con el acordeonero Náfer Durán –hermano de Alejo–, con quien grabó, en 1977, su primera producción como artista independiente, titulada Herencia vallenata, de la que se destacó la canción El chanchullito, también compuesta por él.

17b2duetos3_2colesY no tardó mucho en grabar otro disco, Tres canciones, de 1977, al lado de Elberto ‘El Debe’ López, un buen comienzo discográfico. Y al año siguiente, 1978, de la reunión con el acordeonero Juan Humberto ‘Juancho’ Rois resultó el disco La locura, un clásico que convirtió a la pareja Díaz-Rois en una leyenda.

Sin embargo, la época dorada de los dos músicos esperó varios años, puesto que al año siguiente, Díaz formó dúo con Nicolás ‘Colacho’ Mendoza, con quien trabajó hasta 1984. Juntos grabaron canciones como Bonita, Tu serenata y Fantasía. Se recuerdan los álbumes Dos grandes, Tu serenata y Todo es para ti.

Con Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina, su acordeonero desde el 84 al 87, Diomedes grabó éxitos como Sin medir distancias y Si te vas te olvido. Y el regreso con Juacho Rois ocurrió en el 87, cuando juntos lanzaron el álbum Ganó el folclor. A los que siguieron El cóndor herido, Canta conmigo, Mi vida musical y El regreso del cóndor, en los años siguientes.

Diomedes-Diaz-cardiorrespiratorio-Valledupar-Colombia_LNCIMA20131222_0172_5Diomedes Díaz se convirtió en el mayor vendedor de discos en la historia de Colombia, sus ventas superaron los 20 millones de discos vendidos a los largo de su carrera musical, su casa discografica, Sony Music, siempre lanzabá un disco del ‘Cacique’ cada 26 de mayo, fecha de cumpleaños de su principal artista local, y paralizar a la ciudad de Valledupar entera.

A la par con las ventas, ‘El Cacique de La Junta’ se volvía un ídolo de excesos. Empezaban los pleitos legales por incumplimientos de conciertos (algunos se resolvían en costosas conciliaciones) y era sabido que Diomedes era desprendido con el dinero y tenía problemas de adicción. Los incumplimientos le valieron el mote de ‘No vienes Díaz’ por parte de su seguidores que, pese a saber que su llegada a cada concierto podía demorarse, seguían apoyándolo.

Se registraron casos como el de una verbena en Baranoa (Atlántico), en la que seguidores enfurecidos destruyeron el escenario al que Díaz no llegó, en 1993. En ese año, lanzó el CD Título de amor, uno de sus discos más vendidos, en el que grabó Tú eres la reina. Por esa época se hizo implantar un diamante en uno de sus dientes, distintivo suyo que le costó 12 millones de pesos.

juanchoEn plena época de gloria, meses después de lanzar el álbum 26 de mayo y de ser padrino de la boda de su acordeonero, Diomedes se salvó de la muerte al decidir no viajar en la avioneta donde perdieron la vida Juancho Rois y dos músicos más de su agrupación, el 21 de noviembre de 1994. Tres días después, Díaz anunció a Iván Zuleta como su nuevo acordeonero, que en ese momento contaba con 17 años. Juntos lanzaron en 1995 el disco Un canto celestial, tributo a Juancho Rois.

En 1996, el balance de los primeros 20 años de vida artística era de más de 400 canciones grabadas en 22 discos. Celebró con el disco Muchas gracias, al que le seguiría Mi biografía.

urlPrecisamente, en vísperas del lanzamiento de este disco, en 1997, ocurrió la trágica muerte de Doris Adriana Niño, en la madrugada del 15 de mayo, en el apartamento de Díaz, en Bogotá. Meses después, el 4 de octubre de ese año, Diomedes fue detenido por el CTI de la Fiscalía en el aeropuerto ElDorado. Con esto comenzó un largo proceso judicial que llevó al cantante a la cárcel, a un juicio por homicidio y a su posterior fuga cuando, tras un periodo de detención domiciliaria, le anunciaron que sería trasladado de nuevo a la cárcel. El artista fue condenado a 12 años de prisión, una pena que se redujo a la mitad y de la que terminó por pagar tres años y siete meses en la cárcel, antes de quedar en libertad condicional.

Diomedes_Diaz_y_Ivan_Zuletai_Biografia-FrontalEn medio de sus problemas legales, Diomedes grabó las producciones Volver a vivir y Experiencias vividas, en los años 1998 y 1999. Su regreso a los escenarios se dio en el 2005, al lado del acordeonero Franco Argüelles, con quien había grabado Experiencias vividas. Esta reunión duró poco: después del lanzamiento del disco De nuevo con mi gente (2005), Diomedes anunció el regreso del dúo con Iván Zuleta, una unión de la que resultó el álbum La voz.

Sus discos siguientes los hizo con Álvaro López, con quien grabó Listo pa’ la foto, ganador del Grammy Latino 2010, en la categoría vallenato/cumbia, y Con mucho gusto, caray, en el 2011.

diomedes-dazEn el 2007, Díaz fue operado a corazón abierto en Bogotá. En ese entonces manifestaba que no se arrepentía de nada de lo vivido. En octubre del año pasado sobrevivió a un accidente automovilístico, el 30 de octubre, que le valió días en cuidados intensivos y una operación de emergencia debido a coágulos en los pulmones. Se recuperó pronto para la magnitud del accidente.

Su álbum La vida del artista se grabó a ritmo lento, a diferencia de sus mejores épocas. “Estuvo juicioso, se aprendió todas las canciones”, dijo el acordeonero Álvaro López. No llores mamá fue la primera canción de ese CD, que apenas llevaba dos semanas sonando.

2373438980x600Valledupar600Valledupar. Gritos de “¡Cacique!… ¡Cacique!; llanto de sus fanáticos y música a todo volumen fue lo que se vivió ayer en las afueras de la clínica del Cesar, a donde llevaron a Diomedes. Tres cuadras a la redonda, las vías fueron bloqueadas por carros que intentaban llegar hasta el centro de salud. El Esmad de la Policía hizo presencia para evitar que los ‘diomedistas’ entraran a la clínica.

En Twitter, desde el presidente Juan Manuel Santos hasta músicos y otras personalidades del país lamentaron la muerte del cantante.

DIOMEDES-DIAZ-Y-PONCHO-ZULETA-NOTAS“Estoy destrozado”, dijo Poncho Zuleta, mientras que el cantante vallenato Jorge Celedón dijo: “Qué triste noticia la que acaba de recibir el mundo del vallenato por las muerte del cacique. Diomedes Díaz, descansa en paz”.

Por su parte, el artista Juanes también lamentó la partida de Díaz. “Perdí la cuenta de tantas parrandas cantando y escuchando sus música. Tristeza por la muerte de Diomedes”, dijo Aristizabal en su cuenta de Twitter.

El cantante Peter Manjarrés señaló que “se fue el más grande” y agregó: “Eras único, nadie te va a remplazar”. Por su parte Silvestre Dangond dijo que se fue “la expresión natural del pueblo. Diomedes: tus locuras, tu canto, tu risa, tu estilo… Impotencia por tu partida”.

Carlos Vives y Diomedes Diaz (Entre Más Grande Sea El Artista, Más Grande Es Su Humildad)Carlos Vives, también un artista que ha sido parte del género vallenato, se refirió sobre la noticia. “Lamentando la muerte de Diomedes. Vivió intensamente y fue uno de los pilares de lo que se conoce como nueva ola vallenata”, dijo el samario.

La artista mexicana Ana Gabriel también se pronunció por la muerte del Cacique. “Colombia perdió al grande Diomedes Díaz, pero el cielo ganó un compositor y cantante. Hacía falta música alegre en el cielo”, también Víctor Manuelle se pronunció: “Colombia, de luto por partida de Diomedes Díaz. Me queda en el corazón el honor de haber compartido escenario con él”.

Las condolencias también ha venido de la misma Casa de Nariño. El presidente Juan Manuel Santos dijo en su cuenta de Twitter: “Fueron muchas las horas de felicidad que pasamos con las canciones de Diomedes Díaz. Paz en su tumba”.

Se escuchó, además, las palabras de Falcao, quien afirmó: “Diomedes Díaz, tu música nos acompaña por siempre. Que Dios fortalezca los corazones de su familia en este duro momento.

Diomedes_Diaz_y_Colacho_Mendoza-Con_Mucho_Estilo-FrontalInfinidades de razones tendría el Rey de Reyes, Colacho Mendoza, cuando decía en una sus canciones que sentía un alivio en su alma cuando salía para La Junta, corregimiento de San Juan del Cesar en la Guajira Colombiana , la tierra que más le gustaba.

Él, como Diomedes, sentía una fascinación por ese bello pueblito, habitado inicialmente por familias de origen español que buscaron un clima sano para establecer explotaciones ganaderas en esas sabanas situadas en la ladera de la Sierra Nevada, en donde se unen fraternalmente, creando un torbellino, dos pequeños ríos, el Santo Tomás y el San Francisco.

Iglesia de La JuntaA pesar de que esos terrenos son ondulados y áridos aparecen en su entorno manantiales que brotan de la tierra en forma mágica haciendo productivas unas zonas que facilitan los cultivos y abrevaderos de esa preciosa y apacible región.

Muy cercano, en un pequeño caserío llamado Carrizal, nació ‘El cacique de la Junta’, creció trabajando en las labores del campo, apoyando la incipiente economía familiar.

Su Tío Martín Maestre, acordeonero, fue esencial en su formación musical y su mayor motivación para encauzar esa euforia que sintió cuando se dio cuenta que podía describir lo cotidiano en versos a través de bellas melodías, que a todos los que lo escuchaban dejaba gratamente impresionados.

Él componía versos de todo lo que le acontecía y en alguna oportunidad, queriendo obtener unos ingresos, pidió un dinero prestado para iniciar una cría de cerdos. El negocio fue un fracaso pero la experiencia que vivió la plasmó en una canción que le acentuó su confianza como compositor y lo llevó a buscar nuevos horizontes. Con esta obra musical, su nombre como verseador y compositor muy pronto se dio a conocer en la región.

En busca de nuevas oportunidades se trasladó a Valledupar (Cesar), allí consiguió un empleo en una emisora local como mensajero y logró acercarse a músicos y programadores. En ese tiempo, el cantante Rafael Orozco, oriundo de Becerril (Cesar), buscaba una canción para grabarla con el acordeonero Emilio Oviedo, Diomedes se enteró y le presentó una de sus creaciones que tituló ‘Cariñito de vida’, la cual trajo como resultado inmediato el lanzamiento al mercado con éxito descomunal de un nuevo cantante y un prometedor compositor.

Ante este inusitado logro, ese joven humilde y inmenso talento inició su vida musical, componiendo e interpretando canciones que han sido grabadas con diferentes acordeoneros como Nafer Durán, Elberto López, Colacho Mendoza, Juancho Rois, Cocha Molina, Alvarito López, Iván Zuleta, Franco Argüelles, Juan Mario de la Espriella, etc.

diomedezSus grabaciones se escuchan en todos los rincones del país y fuera de él, y siempre se mantienen actuales. ¿Qué explicación tiene la vigencia de este compositor y cantante enigmático que llegó a alcanzar éxito como pocos y ha conocido también el fracaso por sus veleidades, además de haber sido cuestionado por delicados asuntos que lo han comprometido directa o indirectamente y que siempre ha sido apoyado incondicionalmente por su público?

Indudablemente, Diomedes es un músico integral que se inspira en sus propias vivencias y las plasma en letras sencillas, revelando de esta manera los más altos niveles de creatividad.

diomedes diazNadie discute su magistral capacidad para componer canciones a través de las cuales acaricia emociones y une sentimientos que interpretan el sentir de su gente.

Al construir esas bellas melodías asume también la responsabilidad de comunicarlas de una manera convincente. En el escenario tiene el manejo total de la concurrencia, no baila, pero logra integrar a su público con su actuación que se caracteriza por la modulación, el léxico que utiliza y el amor infinito que en esos momentos le prodiga a las canciones que interpreta.

Como él mismo lo dice en un verso de su cosecha: “Como Diomedes no hay otro/eso nunca nacería / y si nace no se cría/ y si se cría se vuelve loco”.

Diomedes siempre permaneceras en la mente de los amantes del vallenato, pues su música a traspasado y traspasara el tiempo, ahora muere el hombre pero nace el mito.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?