Alerta por nuevo ataque de abejas en el Valle de Aburrá

Tres personas heridas por dolorosas picaduras es el saldo de un nuevo ataque de abejas africanizadas en el Valle de Aburrá. El episodio ocurrió el jueves pasado en la vereda La Meseta de Girardota, el municipio donde más casos de este tipo se han presentado en el año.

El teniente Israel Flórez, del Cuerpo de Bomberos de la localidad, relató a EL COLOMBIANO que dos agricultores de 52 y 54 años realizaban la tarea diaria en una parcelación de café, cuando el enjambre los atrapó.

En su desespero corrieron hacia la finca, siendo perseguidos por los insectos, que de paso infestaron la propiedad. Trataron de defenderse con repelente en aerosol, mientras las abejas picaban también a la señora de la casa y a la mascota.

Cuando llegaron los bomberos, solo quedaban los restos de cientos de himenópteros esparcidos por el suelo y tres afectados. Los hombres fueron conducidos al hospital San Rafael de la municipalidad, donde los estabilizaron.

Tras una búsqueda de tres horas, los socorristas encontraron el panal en lo alto de un árbol de búcaro y lo aislaron.

panal-abejas

El teniente Flórez comentó que este año han ocurrido “muchísimos casos en el área rural” y recordó que en enero murió un cortador de caña de 57 años en la vereda Encenillos. La víctima descubrió un panal entre unas rocas y quiso aplicarle veneno, pero la reacción incontenible del enjambre le quitó la vida.

Al mes siguiente dos geólogos quedaron gravemente enfermos por otro ataque en la vereda El Paraíso. “Cuando llegamos, uno de ellos ya no era capaz de moverse. Y al quitarle la ropa en el hospital cayeron puras abejas”, contó el bombero.

Hace dos semanas hubo otro campesino picado en la vereda Portachuelo, a quien los médicos le recomendaron 15 días de incapacidad.

CatedralGirardota

Girardota no ha sido el único municipio del Valle de Aburrá con esta clase de registro en 2015. El pasado 16 de septiembre la víctima fue el auxiliar de topografía Jonatan Pablo Pulgarín Restrepo, de 26 años, quien sufrió el embate de los insectos en la vereda Pantanillo, de Envigado. Su compañero sobrevivió con decenas de aguijones clavados en la piel.

El teniente Flórez recomendó a la ciudadanía “no hacer bulla cerca de los panales. Esas abejas a veces solo están de paso y se quedan máximo cuatro días en un mismo lugar”.

Si usted ve un panal, antes de acercarse es preferible que llame a los expertos. Puede hacerlo a través de la Línea 123 en Antioquia, o en Girardota al teléfono 289 19 57 del Cuerpo de Bomberos.

Martha O.

Nuestra especialista en temas Empresariales, de emprendimiento, asi como en redes sociales, cloud, y TIC.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.