Centroamérica, sacudida por un fuerte terremoto de magnitud 7,2

Mientras los nicaragüenses esperaban expectantes las consecuencias que podría dejar en este vulnerable país el paso del huracán Otto, que tocó tierra en el litoral del Caribe al mediodía de este jueves (hora local), un fuerte sismo, de 7,2 en la escala de Richter, alteró más los ánimos de esta nación centroamericana.

El terremoto se ha sentido también en los países vecinos, sobre todo, en El Salvador. Las autoridades nicaragüenses han decretado un estado de emergencia y estuvieron bajo vigilancia de las costas occidentales por una alerta de tsunami, que fue retirada un par de horas más tarde por el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico.

La emergencia nacional se declaró inmediatamente después de este temblor y fue leída en cadena nacional por la primera dama y vocera del Gobierno, Rosario Murillo.

El Gobierno ya había decretado alerta roja en toda la parte sur del territorio nicaragüense ante la inminente llegada de Otto, un huracán categoría 2. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos había subrayado que es un huracán de «alta peligrosidad», aunque las autoridades nicaragüenses esperan que se degrade en las próximas horas.

El epicentro del movimiento telúrico fue en Usulután, El Salvador (a 100 kilómetros de la capital), a las 12.45 (hora local). El terremoto se sintió en todo elistmo centroamericano: desde Guatemala hasta Costa Rica. Aún no hay reportes de daños ni de pérdidas humanas.

Se tienen registradas al menos cinco réplicas de magnitudes 4 y 5 en la zona del epicentro, escribió en Twitter la ministra salvadoreña de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl. La ministra pidió a la población que conserve la calma y que no sature las líneas telefónicas, a menos que llamar sea totalmente necesario.

El Gobierno también ha ordenado que se desaloje a los habitantes de la zona costera a menos de un kilómetro de la playa. «Tenemos alerta de Tsunami, es posible que se genere una ola de tres metros en las playas del oriente del país», advirtió Pohl. «La probabilidad de que esto suceda no es alta, pero puede suceder», matizó.

Las autoridades salvadoreñas han levantado ya la alerta de tsunami que se puso en marcha tras producirse un terremoto de 7,2 grados en la escala abierta de Richter. Además de la alerta, ordenaron la evacuación de las personas que viven en la costa del Pacífico.

El seísmo tuvo su origen frente a las costas de Usulután, a 100 kilómetros de la capital salvadoreña y a 33 kilómetros de profundidad. El terremoto obligó a diversas instituciones a evacuar al personal, como prevención ante posibles derrumbes.

El temblor ha afectado también a Nicaragua, que a su vez decretó una alerta de tsunami y que está en estado de emergencia debido al huracán Otto. También se han visto afectados por el sismo Costa Rica, Honduras y Guatemala.

Alfonso Martínez

Licenciado en periodismo, escribo sobre temas políticos y sociales. Además, mantengo el departamento de última hora, donde realizamos cobertura a eventos especiales, como terremotos, atentados, revueltas...

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.