De Norberto un año más con su espectácular vitrina navideña.

IMAGEN-13269258-2La famosa esquina navideña en Bogotá, recibe a más de 4.000 visitantes en las noches.

La reconocida vitrina navideña de Norberto, famoso estilista de la Capital del país y  que este año alberga a los íconos de Italia, Francia, Estados Unidos e Inglaterra, ha sido posible gracias a una trayectoria de 26 años.

2009La historia de sus vitrinas navideñas se remonta a 1991, cuando participaron en el IV Concurso de Vitrinas, que organizaba la Cámara de Comercio de Bogotá. El estilista y su pareja, Antonio ‘Toño’ Lozano, fueron los vencedores con su propuesta creativa la Navidad de los Niños. “Era muy difícil ganar, había decoradores muy famosos, pero fuimos los vencedores, incluso nos llevaron hasta con escoltas a una celebración muy elegante”, recuerda Toño.

norberto_contenido03Las creaciones del estilista –para muchos excéntricas– son imperdibles en Bogotá; ya hacen parte de la historia y de los íconos navideños de la ciudad. Durante varios años, Norberto tuvo un espacio para decorar en la calle 100, también en el norte de la ciudad, pero fue en el 2008 cuando se arriesgó a crear una nueva tendencia navideña, que marcó toda la evolución de la ciudad para esta época.

En ese entonces, la calle 109 con 16, donde está la peluquería, se llenó de luces. Crearon cortinas iluminadas en los balcones y tenían moños que las adornaban.

IMAGEN-13062390-2Para el 2009, en cambio, recrearon los Alpes suizos, una nueva apuesta que atraía más visitantes; en el 2010 formaron una era de hielo, con osos polares de distintos tamaños; en el 2011, un castillo de hadas, y en el 2012, un carnaval navideño, que se caracterizó por un enorme papá Noel, que medía doce metros de altura.

“Cada año fuimos llenando más de pinos, hubo un crecimiento en el que involucrábamos maniquíes, formas y más color. Hemos trabajado para que nuestra vitrina sea más hermosa. Es también un regalo para la ciudad”, dice orgulloso Toño.

IMAGEN-13269059-2Los niños piden ir a donde Norberto y los adultos no se pierden la esquina más prendida de Bogotá. De tal forma que en diciembre más de 4.000 personas los visitan en la noche. Todo su material es reutilizable y es guardado celosamente en una bodega para el próximo año. Incluso, las 70 luces que se utilizan en las ventanas y los balcones para iluminar la peluquería hacen parte de la apuesta navideña.

“La gente aprendió a vivir mejor la Navidad con nuestras vitrinas. Estas tienen que ver mucho con los recorridos navideños que aún se viven en Bogotá”, concluye.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega – Comunicador Social – Periodista – con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?