El maquinista admitió que el tren circulaba a 190 kilómetros por hora

equipos-emergencia-comprueban-victimas-vagones_EDIIMA20130725_0139_14Fuentes del Gobierno señalan a eldiario.es que el tren viajaba al doble de la velocidad permitida en el tramo en el que se ha producido el siniestro. Uno de los viajeros: “El tren iba con mucha velocidad y se salió de la vía”. El secretario de Estado de Infraestructuras asegura que “no consta ningún informe técnico sobre ese tramo”.

Los dos maquinistas que conducían el convoy accidentado han resultado ilesos. Después de que el tren descarrilara han colaborado en las tareas de rescate y han ayudado a los heridos. Según La Voz de Galicia, uno de los ferroviarios conversaba aturdido por teléfono sin parar de repetir “descarrilé, qué le voy a hacer, qué voy a hacer”.

Además, según informa El País, antes de poder ayudar uno de los maquinistas habló por radio con la estación de Santiago: “¡Somos humanos! ¡Somos humanos! Espero que no haya muertos porque caerán sobre mi conciencia”. Según el periódico, el conductor dijo que el tren había tomado la curva a 190 kilómetros por hora.

Pasajeros que viajaban en el tren han declarado que notaron cómo el convoy tomaba la curva a gran velocidad y la siguiente imagen que tienen es que el siniestro ya se había producido. “La curva el tren la hecho como si fuera una recta”, ha explicado Emilio, un testigo de lo ocurrido, a eldiario.es. “Los últimos vagones se han llevado la peor parte, uno de ellos se ha elevado a la altura de las viviendas”. Unos seis vagones han quedado de un lado del puente y otros cuatro del otro lado, además de la máquina.

Actualización:

Desde youtube nos lleva el vídeo de una de las cámaras de vigilancia, que captó el momento del impacto:

Tras el visionado de está prueba gráfica, es indudable que el tren llevaba un exceso de velocidad importante, que los maquinistas fueron conscientes del exceso, e incluso que intentaron corregirlo en el último momento. Se aprecia cómo, una vez entra en la curva, la máquina principal hace un intento de frenada. Demasiado tarde, ya que en ese momento los vagones posteriores ya se han salido de las vías (se aprecia un fogonazo causado por el arco eléctrico), y con su fuerza acumulada, empujan a la cabina haciendo que esta salga de las vías.

 

 

 

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?