Enchufes PLC, una solución para que el WIFI llegue a todos los rincones

tp_link_tl_pa211_powerline_home_plc_200_mpbs_starter_kitEl wifi se ha instalado de forma definitiva en los hogares españoles en los últimos años. Sin embargo, las condiciones espaciales y de materiales no son iguales en todas las casas: muros gruesos, demasiadas ventanas exteriores, estructuras con largos pasillos que separan los extremos y aparatos metálicos y emisores de ondas constituyen los principales impedimentos a una óptima difusión de estas redes de datos. A veces, es necesario recurrir a un aporte tecnológico extra para sortear los obstáculos. Uno de los más eficaces son los enchufes PLC.


¿En qué consiste la tecnología PLC?

La tecnología PLC se postuló en su día, hará unos siete años, como una importante alternativa al par de cobre e incluso a las conexiones de banda ancha FTTH. Se basa en la capacidad de transmisión de información digital por parte de los mismos cables que transportan los electrones de la corriente eléctrica.

En consecuencia, si se aprovecha la instalación eléctrica que por norma deben tener todos los edificios, y se colocan polos que creen diferencias de potencial, se puede llevar desde la calle el flujo de Internet al interior de las casas, del mismo modo que se hace a partir del hilo telefónico. Así, la instalación eléctrica serviría tanto para encender una lámpara como para conectar un cable Ethernet y tener ancho de banda. Para ello se creó una industria de enchufes en forma de minirouters que se conectaban a la pared y a los que se podía conectar un cable de red.

PLC pareció en su momento una solución alternativa al cableado de fibra o al uso del par de cobre (el hilo telefónico) para que las nuevas edificaciones tuvieran buena conexión digital. Su ventaja está en que el hilo eléctrico, más grueso, es capaz de trasportar más ancho de banda que el de cobre, lo que lo hacía idóneo para el futuro crecimiento de la demanda de más megas -megabits por segundo (mbps)- por conexión por parte de los usuarios.

Pero las compañías eléctricas no supieron ver el potencial del sistema y no osaron comercializarlo, tal vez para no enfrentarse a las poderosas empresas del sector de las telecomunicaciones.
Cuando el wifi no llega a todo el hogar

Los modelos que se venden en general contienen dos miniroutersEl par de cobre siguió prosperando, y cuando llegó a su límite de megas, fue sustituido por la fibra óptica. Sin embargo, en la calidad de conexión a la Red no todo es ancho de banda. Por mucho que tengamos una conexión de 100 megas, si el router está alejado del salón, o del despacho, habrá que crear una red wifi en casa para tener conectividad completa. Hay sistemas para hacer redes wifi desde routers que no la tienen en principio, pero aún así podemos encontrarnos con que esta solución no sea suficiente. ¿Qué pasa cuando el wifi no llega apenas a una zona determinada?

Una solución es extender la posición del router en el hogar, de modo que evitemos obstáculos metálicos (cocinas) y emisores de ondas de interferencia, o gruesos muros; pero esto juega en contra de la estética. Otra, mucho más limpia, consiste en aprovechar la existencia en el mercado de muchos modelos de enchufes PLC para crear pequeñas redes wifi en las áreas de bajo alcance de la señal del router central. Es decir, los enchufes (minirouters en realidad) PLC nos sirven para sortear los obstáculos que tiene la red wifi principal y reconducir desde el router la señal de Internet por la instalación eléctrica hasta un enchufe de la zona de baja cobertura. Allí habrá enchufado un minirouter PLC que recogerá la señal y la transformará en una red wifi.
¿Cómo funcionan los enchufes PLC?

Los modelos que se venden en general contienen dos minirouters. El primero se enchufa en una toma cercana al router principal, de modo que se le pueda conectar un cable Ethernet que le una a este y le pase la señal de Internet. El segundo enchufe minirouter se conecta en el área donde tengamos baja cobertura.

Lo primero que hay que hacer es enchufar el minirouter de toma de red, conectarlo por Ethernet al router principal y presionar el botón de configuración, que pasará de rojo a naranja y después a verde. Seguidamente, apuntamos una larga clave que nos aparece en un adhesivo colocado en el segundo router; nos guardamos esta clave. Luego, enchufamos este minirouter de la zona de baja cobertura y apretamos su botón de configuración wifi.

Después, buscamos con nuestro móvil, tableta o portátil la señal wifi nueva que debe generar este minirouter al recibir Internet desde el que está conectado al router principal. Una vez detectada la señal, nos conectamos y usamos como clave de acceso la que hemos apuntado.

Si queremos modificarla, podemos hacerlo desde un ordenador con lector de disco óptico, ya que en él podemos introducir el que aporta el pack para configurar el terminal como administrador de claves. Algunas ventajas de usar esta tecnología Una ventaja adicional de este sistema es que puede tener otros usos. Uno de ellos es la creación de redes privadas de sincronización de los dispositivos propios e, incluso, de almacenamiento de datos lejos del espionaje gubernamental tan extendido. Las llamadas redes privadas PLC se basan en el empleo de ambos minirouters para trasportar datos entre dos aparatos o más por medio del cable o utilizando la wifi creada por el enchufe, pero desconectada de la Internet de la calle.

Después, buscamos con nuestro móvil, tableta o portátil la señal wifi nueva que debe generar este minirouter al recibir Internet desde el que está conectado al router principal. Una vez detectada la señal, nos conectamos y usamos como clave de acceso la que hemos apuntado.

Si queremos modificarla, podemos hacerlo desde un ordenador con lector de disco óptico, ya que en él podemos introducir el que aporta el pack para configurar el terminal como administrador de claves.
Algunas ventajas de usar esta tecnología

Una ventaja adicional de este sistema es que puede tener otros usos. Uno de ellos es la creación de redes privadas de sincronización de los dispositivos propios e, incluso, de almacenamiento de datos lejos del espionaje gubernamental tan extendido. Las llamadas redes privadas PLC se basan en el empleo de ambos minirouters para trasportar datos entre dos aparatos o más por medio del cable o utilizando la wifi creada por el enchufe, pero desconectada de la Internet de la calle.

Martha O.

Nuestra especialista en temas Empresariales, de emprendimiento, asi como en redes sociales, cloud, y TIC.

¿Quieres comentar esta noticia?