Encuentran 600 ballenas varadas en las costas de Nueva Zelanda

Más de 600 ballenas han llegado desde el viernes a las costas de Nueva Zelanda, sin que los expertos sepan el motivo del fenómeno, informan medios locales.

La llegada masiva de cetáceos comenzó el viernes, cuando fueron localizados 400 ejemplares varados en una playa cercana de la población de Nelson, en el norte de la isla sur del archipiélago.

Trescientas ballenas murieron pero un grupo numeroso de voluntarios consiguieron reflotar al centenar restante en una operación de salvamento para lo que formaron una cadena humana.

La operación fue seguida desde la costa por una multitud que animó a los voluntarios con canciones y consignas conservacionistas.

Una segunda oleada compuesta por 240 ballenas llegó el sábado a la misma zona, en la conocida como Golden Bay, aunque en este caso fueron capaces por si solas de desencallar y regresar a alta mar.

Los cetáceos que protagonizan la migración son ballenas piloto, que pueden medir hasta 6 metros de longitud y pesar más de tres toneladas.

La llegada de ese tipo de ballenas es relativamente frecuente a las costas de Nueva Zelanda, cuyas aguas registran uno de los mayores índices de densidad de mamíferos marinos del mundo.

Los expertos desconocen, no obstante, el motivo exacto del fenómeno. Una de las hipótesis que manejan los científicos es que las corrientes marinas llevan a confusión y desorientan a los cetáceos al alterar sus sistemas sensoriales.

Los especialistas tampoco tienen explicación de por qué el fenómeno ha sido en esta ocasión tan masivo.

Alfonso Martínez

Licenciado en periodismo, escribo sobre temas políticos y sociales. Además, mantengo el departamento de última hora, donde realizamos cobertura a eventos especiales, como terremotos, atentados, revueltas...

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.