Google se convierte en un mayordomo virtual casi humano

Comienza la batalla de la inteligencia artificial.

Las grandes compañías tecnológicas parecen preparadas y dispuestas a dar el paso definitivo para que sus sofisticados asistentes virtuales se integren en la sociedad del siglo XXI del mismo modo en que lo han hecho los smartphones, los GPS o internet en general. Los primeros pasos de lo que está por venir llegó de la mano de Apple y su asistente virtual Siri, un software capaz de responder a multitud de sencillas preguntas que obtuvo mucha popularidad gracias al tono cómico de muchas de sus respuestas, Google quiere ir mucho más lejos con su sistema de inteligencia artificial, bautizado como Google Assistant y capaz de entender el lenguaje natural y mantener conversaciones más o menos complejas, a diferencia de otros sistemas similares, Google Assistant es capaz de comprender el contexto y responder en consecuencia.

 Este software pretende llevar las búsquedas un paso más allá, convertir Google en un compañero capaz de encontrar restaurantes cercanos, leer las predicciones meteorológicas, recordar la fecha y hora del próximo vuelo y resolver todo tipo de dudas. El objetivo es que, a medida que aprenda y mejore, el asistente de Google no solo responda a todas las preguntas y peticiones sino que sea capaz de adelantarse a las necesidades del usuario: que recomiende una ruta determinada de camino al trabajo cuando detecte un atasco, que aconseje coger el paraguas cuando sepa que va a llover e incluso que sea capaz de sugerir una cita con un amigo cuando vea que ambos van a coincidir en un mismo lugar.

Si Google Assistant sabe que eres vegetariano, te recomendará restaurantes vegetarianos Las posibilidades son casi infinitas y eso es gracia a la infinidad de aplicaciones con los que el asistente es capaz de interactuar, desde los muchos y muy utilizados servicios de Google (GMail, Calendar, Maps, Search…) hasta las apps de terceros. «Gracias a toda esta información compartida, Google Assistant comprende mucho más del mundo que sus competidores», asegura Jason Cornwell, máximo responsable de Allo. Por supuesto, para alcanzar la máxima eficiencia, Google Assistant necesita tener mucha información sobre el usuario, lo que hace pensar en los posibles riesgos para la privacidad. «Google se toma muy en serio la privacidad y no hay motivos para temer nada». «Los usuarios dispondrán de una web en la que podrán ver todo lo que Google Assistant sabe de ellos y eliminar lo que no consideren adecuado.

El sistema, incluido ya en la app de mensajería instantánea Allo (alternativa de Google a Whatsapp) y en los teléfonos Google Pixel, alcanza todo su potencial con Google Home, un dispositivo para el hogar que se convierte en un poderosos asistente virtual con infinidad de funciones. De pequeño tamaño  y con un diseño elegante, similar a una vela, Google Home consta de un altavoz, un sistema de micrófonos para oír la voz del usuario y una base intercambiable para que encaje con la decoración de cualquier habitáculo. El ingenio es capaz de comprender el lenguaje natural de quien habla y responder como si fuera una persona. De hecho, Google ha contratado a expertos de Pixar para desarrollar la personalidad del asistente de modo que este no responda como una máquina sino que sea capaz de transmitir diferentes emociones con la voz, ya sea por ejemplo un tono cómico para acompañar a un comentario jocoso o uno efusivo cuando da una buena noticia.

Aunque Home es capaz de informar y reproducir música por sí mismo, sus posibilidades se multiplican cuando se conecta con otros dispositivos como el teléfono celular, unos altavoces, el televisor vía Chromecast o cualquier sistema domotizado. Tras decir «OK, Google», el usuario puede pedirle a Home las noticias destacadas del día, decirle que encargue una pizza, que reserve un vuelo, que baje la luz, que reproduzca el último single de Bruno Mars o que ponga en la televisión el último capítulo de Stranger Things. Aún hay mucho margen de mejora para esta inteligencia artificial, que de momento solo se maneja bien en inglés y alemán.

Lo más impactante es la velocidad con la que Google Assistant responde, en solo unos segundos, el asistente da la respuesta solicitada o ejecuta la acción pedida. Aún hay mucho margen de mejora para esta inteligencia artificial, que de momento solo se maneja bien en inglés y alemán y que todavía no es capaz de adaptarse a diferentes usuarios, pero Google ha prometido que su perfeccionamiento será constante y esas carencias serán resueltas en no mucho tiempo. Esta tecnología invita a pensar en futuros cercanos como el de la película Her o el mostrado en muchos de los capítulos de Black Mirror, pero los expertos de Google aseguran que «aún estamos muy lejos de esa realidad, tanto tecnológica como socialmente». «Aunque queremos que interactuar con Google Assistant sea divertido, el objetivo no es que se desarrolle una relación personal con él sino que sirva a las necesidades de los usuarios».

 Ahora, el foco está en la inteligencia artificial, aunque Siri fue la primera gran IA en ver la luz, el rival más directo de Google Assistant es Alexa, de Amazon, contenida en un dispositivo llamado Echo, un concepto muy similar a Home. Previsiblemente, Apple mejorará Siri y no sería extraño que acabase por llevarla a plataformas más allá del iPhone y el iPad. Mientras, IBM sigue invirtiendo millones en el desarrollo y perfeccionamiento de Watson, Microsoft realiza todo tipo de experimentos con comandos de voz para hacer evolucionar a su Cortana y Baidu se dedica a recolectar todos los dialectos de China como parte de un proyecto muy ambicioso. Los últimos en subirse al carro de la IA han sido Mark Zuckerberg y Facebook, que esta misma semana han presentado a Jarvis, un mayordomo virtual inspirado en el asistente de Iron Man que cuenta entre sus puntos fuertes con el reconocimiento facial y la capacidad para distinguir a los diferentes miembros de la familia.

Jorge Eduardo Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.