Italia intenta recuperar la normalidad tras el terremoto

La localidad de Amatrice, la zona más golpeada por el seísmo del 24 de agosto, intenta poco a poco recuperar la normalidad, con el restablecimiento de algunos servicios básicos, en medio del silencio y con menos ambulancias.

Las comunicaciones telefónicas han sido reparadas, el servicio de internet funciona y, ya desde la noche del sábado, en las zonas adyacentes se reanudó la iluminación externa.

Cinco días después del terremoto de magnitud 6 en la escala abierta de Richter que sacudió el centro de Italia, dejando centenares de fallecidos, ya no hay apenas ambulancias circulando en esta localidad del Lacio (unos 140 kilómetros al noreste de Roma) que es donde se han producido más victimas mortales.

Se percibe mucho menos personal de los equipos de rescate, aunque sí hay funcionarios de la Protección Civil, de los bomberos y del Ejército. Además, apenas quedan casi medios de comunicación en el lugar. En Amatrice domina el silencio y se puede ver a habitantes de la localidad paseando por las calles que son transitables, sentados en los bancos del parque y sacando a sus mascotas.

terremoto6

Ya no se escuchan sirenas de los vehículos de los diferentes servicios de asistencia y rescate y algunas máquinas siguen trabajando entre los escombros de edificios derruidos, aunque se aprecia un menor ritmo en su actividad.

Aun así, en la zona todavía no hay comercios abiertos y el suministro de los bienes de primera necesidad está centralizado en las áreas dispuestas para los damnificados, en concreto el polideportivo de la localidad.

Otra gran carpa en las afueras de Amatrice sirve de almacén para esos suministros básicos, como alimentos, ropa y servicios higiénicos, que llegaron en suficiente cantidad como para que el sábado Protección Civil pidiera que no se enviaran más.

terremoto-italia-agosto-2016

En su lugar, las autoridades de este organismo de asistencia pidieron a los italianos la donación de dinero para hacer frente a las necesidades de los damnificados por el seísmo por medio de cuentas bancarias habilitadas al efecto.

El Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) informó de que en las últimas horas se produjeron otra vez réplicas del seísmo, la mayoría de ellas con una magnitud de entre 2 y 3,4 en la escala abierta de Richter y que afectaron a Ascoli Piceno, L’Aquila y Perugia.

Los damnificados por el seísmo volvieron a pasar la noche en campamentos de tiendas instalados en las cercanías de las localidades más afectadas, como Amatrice, Accumoli y Arquata del Tronto.

Terremoto-italia

Protección Civil ha indicado este domingo que pronto se sabrá la cifra definitiva de fallecidos y que ahora la prioridad debe ser buscar soluciones habitacionales que permitan a los supervivientes pasar «el invierno en la montaña». «No hemos encontrado nuevos desaparecidos, estamos llegando a la cifra definitiva», dijo Paolo Baccari, uno de los responsables de este departamento desplazado a Amatrice.

«Esperamos tener la certeza en poco tiempo de que no hemos dejado a ninguno bajo los escombros», agregó. Baccari explicó que también el número de evacuados que necesita asistencia se está estabilizando: «Tenemos 2.700 personas acogidas en los campamentos habilitados en las distintas localidades afectadas por el seísmo».

«Si hoy uno echa un vistazo a Amatrice se da cuenta de que hay un poco menos de movimiento, un poco más de organización, todos se están concentrando en los últimos objetivos de búsqueda», confirmó. Los dispositivos desplegados se están «preparando para una nueva fase que es la de concentrarse en los supervivientes, en la gente que permanece en los campamentos pero también en la gente que permanece en sus casas en localidades aisladas».

Sonia Vasquez

Apasionada de la moda, escribo sobre diversos temas de actualidad, farándula, y politica internacional.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.