La Toscana un Destino ideal para conocer y viajar

Museos, pueblos condecorados, gastronomía de calidad, Riqueza histórica, bellos parajes naturales, esto es La Toscana

Italia es sin duda un lugar donde viajar se convierte en un referente de principal destino turístico, con excelsa gastronomía y una amplia oferta cultural y artística, un país mediterráneo que se ha consolidado internacionalmente como uno los destinos turísticos preferidos. Ciudades como Roma, Milán, Venecia, Nápoles, Turín, Florencia, entre otras, cautivan a los visitantes de todas las partes del mundo y pese a ello tiene igualmente el encanto de los pueblos pequeños, que cuentan con historia local, edificios históricos medievales y bellos paisajes que te permiten disfrutar como nunca de parajes naturales excepcionales.

La región de Toscana es una de las más ricas en cuanto a patrimonio cultural, histórico y artístico, en pueblos pequeños fascinantes que deleitan a los turistas italianos y extranjeros, en Lunigiana, al norte de Toscana, con muchos pueblos y castillos, se destaca la población de  Pontremoli, un pueblo medieval rodeado de colinas y montañas, es el punto de partida ideal para los amantes de la naturaleza. en este pueblo repleto de historia, destacan testimonios histórico-artísticos como el Castillo del Piagnaro, que alberga el Museo de las Estatuas Estelas, la Catedral, el Campanone y la Iglesia de San Pedro, que son punto de referencia para los peregrinos y una de las más antiguas de esta localidad, este lugar es idóneo para disfrutar de la pasta testaroli, las tartas de verduras típicas de toda la Lunigliana, y la miel, reconocida a nivel internacional, el Fungo di Borgotaro una de las excelencias de esta región, imperdible si pasas por Pontremoli.

Visitar los pueblos de Toscana donde se ofrecen edificios históricos medievales a los visitantes, está la población de Anghiari, un pequeño pueblo en Valtiberina Toscana, uno de los más bellos de Italia, que dispone del Borghetto, el asentamiento medieval más antiguo, y las murallas del siglo XVI, los turistas que visiten este pueblo pueden disfrutar de la torre medieval de Campano, la Badia, el Palazzo Taglieshi y el Museo de la Batalla de Anghiari en el Palacio Marzocco. La artesanía es una de las tradiciones más atractivas de esta localidad, siendo el mercado de artesanía de Valtiberna Toscana en abril un punto de referencia en toda Italia.

Otro pueblo medieval destacable y perfectamente conservado es Certaldo, extendido sobre una colina y alargada sobre la vía Boccaccio, a la que se asoman la Iglesia, el Palacio Pretorio y las Logias del Mercado, allí hay que visitar el Museo de arte Sacro, la iglesia de Santo Tomás y Próspero del siglo XIII, en el mes de Julio tiene un festival de teatro callejero. 

Suvureto otro pueblo medieval en la Toscana, casas de piedra, edificios históricos, iglesias, se puede visitar el Museo de Arta Sacra, la iglesia románica de San Giusto, el convento de San Francisco con sus claustros y la Iglesia de Nuestra Señora de Sopra la Porta, el museo de la Muñeca, a finales de noviembre y principios de diciembre es ideal para disfrutar de su tradicional Fiesta del Jabalí.

Barga, situado entre los Apeninos tosco-emilianos y los Alpes Apuanos, un pueblo medieval rico en obras de arte e incluido en la lista de los pueblos más bonitos de Italia gracias a la hermosa Catedral de San Cristóforo y el Conservatorio de Santa Elisabetta. Merece la pena visitarlo en verano, para participar de eventos como la Festa delle piazzette, el Festival Fish and Chips y el Barga Jazz Festival.

Cerrando la lista de los pueblos pequeños y medievales esta Massa Marittima, un pueblo rico en historia, con un pasado ligado a las minas de plata, de pirita y de cobre, destaca en el pueblo la Catedral de San Cerbone, donde dos veces al año se celebra el Balestro de Girifalco, está lleno de palacios y construcciones únicas como la Fuente de la Abundancia. Se puede pasear por la parte alta de las murallas de la Torre del Candelero, visitar museos como el de Arte Sacro, el Museo de los Órganos de Santa Cecilia y el Museo Arqueológico.

Septiembre es el mes predilecto para visitar Pitigliano, un pueblo rodeado de verdes valles donde grandes familias como los Aldobrandeschi, los Orsini, los Lorena y los Medici se asentaron. En dicho mes se puede disfrutar del Settembre Divino, el festival que se celebra todos los años en época de vendimia, visitar la Pequeña Jerusalén, que es un famoso gueto judío donde se estableció esta comunidad en el siglo XV, es recomendable visitar el Palazzo Orsini y el Museo Cívico Arqueológico.

De origen etrusco, encontramos a Radda in Chianti, una zona de antiguos asentamientos y fue sede de la Liga del Chianti, alianza político-militar creada por la República de Florencia para administrar todo el territorio. Este pueblo surge en un territorio rico de viñedos y olivares, de castillos y de parroquias y destaca el Palacio de Podestà y la Propositura de San Niccolò, situadas en la plaza Ferrucci.

Encaramado en un acantilado, rodeado de castaños y en el manantial de la Fiora encontramos Santa Fiora, un pueblo que destaca por su belleza natural y su historia. En esta localidad hay que visitar el Palacio del Conde, que alberga el Museo de las minas del Monte Amiata, y la Iglesia parroquial de las Santas Flora y Lucilla, considerado el monumento más importante del pueblo. Justo debajo del nivel del suelo de la iglesia de Nuestra Señora de la Nieve, della Pescina se pueden contemplar las aguas del río Fiora, gracias a su suelo revestido de vidrio.

Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.