Más de 80 muertos por un terremoto de magnitud 7,1 en Filipinas

Al menos _70465672_019646669-185 personas han muerto este martes en Filipinas a consecuencia del terremoto de 7,1 de magnitud en la escala Ritcher que ha sacudido la isla de Bohol, en el centro del país, según la agencia AFP, que cita fuentes de la Oficina de Gestión de Desastres del gobierno filipino.

Al menos 57 personas han muerto en la isla de Bohol, otras 15 en Cebú, al hundirse un edificio, y al menos una en Siquijor, según las mismas fuentes.

A 56km de profundidad

El temblor se produjo a las 8.12, hora local en una jornada festiva en el país. El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGC), que registra la actividad sísmica en todo el mundo, ha atribuido al seismo una magnitud de 7,1 en la escala de Richter y ha localizado el epicentro a 56 kilómetros de profundidad y a tan solo 5 kilómetros al este de la ciudad de Balilihan y a 60 km de la región turística de Cebu.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs) ha elevado la intensidad a 7.2 y ha localizado su epicentro a 33 kilómetros de profundidad. Según su director, Renato Solidum, hasta las 15.15 hora local (07.15 GMT) se habían registrado 241 réplicas, una de las cuales alcanzó una magnitud de 5,9.

El Centro de Alertas por Tsunami del Pacífico no ha emitido ninguna alerta por riesgo de ola gigante.

Un reportero de la cadena de Radio DYAB, con sede en la vecina isla de Cebú, ha asegurado que el temblor en la ciudad se sintió durante unos 30 segundos.

_70481300_019646053-1

“La violencia de la sacudida me tiró al suelo – cuenta a AFP Elmo Alinsunorin, guardia en un edificio público de Cebú – Los trozos de cristal me caían encima. Creí que iba a morir”.

“Estaba dormida y me desperté de repente porque mi cama se movía – relata por su parte Janet Maribao. – Estaba impactada, no pude hacer nada más que esconderme bajo la cama. Solo pudimos dejar la casa media hora después”.

 

Graves daños en infraestructuras

Las autoridades filipinas han informado que varios edificios y viviendas resultaron dañados como resultado de la sacudida que duró aproximadamente un minuto y que provocó cortes de electricidad.

Entre los edificios afectados está el campanario de la Iglesia de Baclayon, una de las más antiguas de Filipinas y una importante atracción turística de Bohol, según ha indicado en su cuenta de Twitter la Agencia de Información Filipina.

Además, el Hospital de Cebu, a unos 40 kilómetros al norte de Bohol, ha sufrido daños en su segunda planta, parte de la cual se ha derrumbado, y en el quinto piso, donde se declaró un incendio.

En Dumaguete, ciudad situada a uno 60 kilómetros al suroeste de Bohol, las autoridades han suspendido las clases de mañana para inspeccionar los colegios y certificar que no han sufrido daños en su infraestructura.

El alcalde de Cebu, Michael Lopez Rama, también ha anunciado para mañana la suspensión de las clases en los colegios, que estuvieron cerrados este martes por ser un día festivo en Filipinas.

Varios aeropuertos de la región, como el de Cebu y Tagbilaran, también cancelaron todos los vuelos, según la Cruz Roja.

Filipinas se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

Terremotos de magnitud superior a 5 se registran de manera esporádica en el sur de Mindanao, Batanes y la región oriental de Bicol.

Martha O.

Nuestra especialista en temas Empresariales, de emprendimiento, asi como en redes sociales, cloud, y TIC.

¿Quieres comentar esta noticia?