Renault anuncia revisiones de motores en 15.000 vehículos por el escándalo ‘dieselgate’

La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, señaló este martes que el fabricante Renault se ha comprometido a contactar con los propietarios «de más de 15.000 de sus coches» para verificarlos y ajustar los motores tras la constatación de altos niveles de emisiones contaminantes.

Royal, en una entrevista a la emisora de radio RTL, explicó que Renault, que ha asegurado que no ha cometido ningún fraude, hará lo posible para conformarse con las reglas y avanzó que los ajustes en los motores tendrán que ver con «el sistema de filtrado».

La ministra señaló que «para ajustar correctamente un motor hace falta medio día» y que Renault pedirá que se lleven los coches a los garajes de la marca para «verificarlos y ajustarlos correctamente». El objetivo de la operación será que «el sistema de filtración funcione incluso cuando hace mucho calor» o cuando la temperatura está por debajo de los 17 grados.

El anuncio de la ministra se produce un día después de que Renault anunciara que en unas semanas presentará un plan para reducir las emisiones de sus vehículos, tanto los futuros modelos como otros que ya están en circulación. «Renault no ha hecho trampas», dijo este lunes el responsable comercial de Renault, Thierry Koskas.

Estas medidas son una reacción a las revelaciones de la semana pasada sobre dos modelos de Renault —el Captur y el Espace—, que han sido sometidos a unas pruebas técnicas, organizadas a instancias del Gobierno francés, con el objetivo de verificar el nivel de emisiones contaminantes tras el escándalo generado por la confirmación de que Volkswagen utilizó un dispositivo para falsearlas.

Renault revive el caso Volkswagen, después de que se conociera la semana pasada que agentes franceses de la Dirección General de la Competencia, del Consumo y de la Represión del Fraude investigaron el pasado 7 de enero varias sedes de la compañía automovilística Renault por un presunto fraude en sus emisiones de contaminantes, según informaba la agencia Bloomberg citando fuentes sindicales que atestiguaron los registros.

Royal señaló que, aparte de Renault, «hay otras marcas que superan las normas» de emisiones que tienen que cumplir para homologar sus coches, aunque no quiso dar nombres. Se limitó a indicar que los dirigentes de esos fabricantes han aceptado dar sus explicaciones ante la comisión técnica. El medio francés Les Echos apunta a que estas dos marcas serían la estadounidense Ford y la alemana Mercedes. En concreto, serían los modelos Ford C-Max y Mercedes S-Class.

Fuente: 20Minutos.es (CC)

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.