Tres Lugares Mágicos para disfrutar el Mar

Las Piscinas con agua de Mar más espectaculares del mundo

Tomar un baño de Mar en las llamadas piscinas oceánicas, sean hechas por el hombre  o por la propia naturaleza sean convertido en todo un espectáculo para los amantes del Mar, donde se disfruta a tope del agua salada con las mejores vistas para relajación de los ojos, ejemplo de ello es  La Grotta della Poesia en Italia, a solo 30 minutos en coche de la ciudad de Lecce, es la piscina natural parte del sitio arqueológico de Roca Vecchia, para disfrutar de ella es totalmente gratuito, se puede encontrar fácilmente con la ayuda de Google Maps, es una piscina natural rodeada de escarpados acantilados de roca caliza. En este mágico lugar podremos lanzarnos al mar turquesa desde las paredes rocosas o incluso sumergirnos por un túnel que nos lleva a mar abierto.

En la isla samoana de Upolo nos encontramos con To Sua Ocean Trench cuya traducción sería la trinchera del océano To Sua, de la misteriosa isla Samoa, uno de los cuatros países que forman la Polinesia. Específicamente se encuentra en el pequeño pueblo de Lotofaga que tiene poco más de mil habitantes en la costa sur de la isla Upolu, es un enorme pozo de 30 metros de profundidad al cual podemos llegar a través de una larga escalera, en el interior de esta piscina natural, hay una cueva que conduce a mar abierto, un lugar recomendado para los buceadores expertos. Este lugar está abierto todos los días de la semana, desde las 7 am hasta las 6 pm, para su ingreso hay que pagar una entrada que cuesta 15 dólares para adultos y 6 dólares para los niños. El único acceso a las brillantes aguas verde esmeralda de esta piscina natural es a través de una pequeña y empinada escalera de madera, que tiene una plataforma para sentarse y/o observar a To Sua desde arriba.

La increíble piscina natural de Giola, situada en la isla Thassos, cerca del pueblo Astris, es uno de los rincones más espectaculares que podemos encontrar junto al mar Egeo. Además de ser una piscina con aguas transparentes y turquesas, las vistas en primera línea del mar impactan a cualquiera, no solo el agua cristalina hace que este espacio natural parezca una piscina, también las rocas y el emplazamiento hacen que este sitio sea mejor que cualquier piscina que el hombre pueda construir, el agua se renueva con las subidas de las mareas del mar, pero cuando baja, el lugar se vuelve un estanque cristalino que hace irresistible un chapuzón, tiene una profundidad de unos dos metros. Para llegar, si no se dispone de coche, se puede coger un autobús público desde Skala Potamia a Giola, y luego seguir a pie, se tarda unos veinte minutos caminando.

 

 

 
 

Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.