Volkswagen admite ahora que todos sus TDI son fraudulentos en EEUU

Hace ya dos meses, Volkswagen admitió públicamente que sus motores 2.0 TDI Clean Diesel para el mercado americano no cumplían las normativas de emisiones de todos los estados. El pasado jueves, 19 de noviembre, se admitió que también están implicados los 3.0 V6 TDI, tras negarlo inicialmente. La EPA lo ha hecho oficial hace escasas horas, fuera de horario de oficina europeo.

En otras palabras, a los 482.000 motores de cuatro cilindros fraudulentos les tenemos que sumar unos 85.000 motores de seis cilindros. La suma total supera holgadamente el medio millón de coches, y la potencial multa a la que se enfrenta el Grupo Volkswagen en Estados Unidos asciende a más de 21.000 millones de dólares. Solo con los tetracilíndricos el “paquete” era de unos 18.000 millones de dólares como máximo.

En este país las cosas no se pueden poner más feas para la tecnología de motores de gasóleo que se comercializaron como limpios y respetuosos con el medio ambiente. Ya tenemos la seguridad de que no se libra ni uno. La compañía había estado negando la implicación de los motores de seis cilindros. Han mentido de nuevo, y habrá represalias oficiales aún por determinar. Obviamente, se han congelado las ventas de todos los TDI Clean Diesel que están pendientes de encontrar dueño.

VW_TDI 265-6

Si bien los 2.0 TDI y los 3.0 TDI utilizan diferentes estrategias para mantener los niveles de óxidos de nitrógeno (NOx) dentro de los niveles legales en el transcurso de pruebas oficiales, el resultado final es el mismo. Ya da igual que hablemos de modelos con o sin inyección de urea, o directamente hablar de modelos. Bajo las normativas federales y de California, es ilegal que un motor cumpla con la normativa solo mientras está en un laboratorio, y fuera de él no.

El anuncio llega lo suficientemente tarde como para no afectar a la cotización de Volkswagen en la bolsa de Frankfurt. En la apertura del lunes, sacad las palomitas de maíz, que habrá movimiento. Las acciones habían llegado a un suelo de 100 euros, probablemente se caigan de ese nivel de soporte a raíz de esta última información. Y aún no se ha tocado fondo en esta crisis. La sesión de hoy en Alemania cerró a más de 120 euros, con una pérdida inferior al 3% intradía.

A niveles de clímax llega este escándalo, y puede hacer un daño tremendo a la reputación de los alemanes en Estados Unidos. Recordemos que, no hace mucho tiempo, Audi casi desaparece de Estados Unidos por la crisis de los Audi 5000 (A6 en Europa) a mediados de los 80. Se rumoreó que sufrían accidentes por aceleración incontrolada, por un defecto de diseño, cuando al final resultó ser que había gente que se confundía de pedales y trataba de frenar pisando el acelerador a tope. El resto os lo podéis imaginar.

Norteamérica es el mercado desarrollado que más se le está resistiendo al imperio alemán, y esto no ayuda nada. Probablemente, a raíz de este escándalo pierdan otros 10 años de avances comerciales, al menos con sus motores de gasóleo…

Marlom Umaña

Estudiante de Publicidad de la Universidad Central.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.