domingo, mayo 26, 2024
DestacadoInternacional

Incendio social en Francia

La muerte de Nahel a manos de la policía provoca un estallido en numerosos barrios de París

La muerte por un disparo hecho por un policía el pasado martes del joven negro Nahel de 17 años, que conducía sin permiso un coche y que trataba de escapar del control policial, ha desencadenado una oleada social que ha sacudido a todo Francia, Nahel tenía antecedentes por conducir sin carnet de conducir y se encontraba el pasado martes , conduciendo un coche deportivo de alquiler cuando fue protagonista de una persecución policial después de que dos agentes le apuntaron con sus armas y le pidieron que parara el motor,  Nahel aceleró para darse a la fuga y uno de los policías le propinó un disparo que acabó con su vida. Esto ha sido el detonante ocurrido en Nanterre, ciudad Francesa ubicada en el extrarradio Parisino, para que el estallido de los disturbios en contra de la violencia de la policía se extienda por toda la ciudad. Los manifestantes han llegado a incendiar más de 40 vehículos, cubos de basura y edificios institucionales, así como una gran cantidad de barrios han levantado barricadas por parte de los vecinos, los cuerpos de seguridad han detenido a 667 personas y se espera que este número continúe creciendo en los próximos días. 

La muerte del joven a manos de la policía se une a estadísticas donde se demuestra cómo la policía usa sus armas cada vez con mayor frecuencia con la intención de detener a quienes se saltan los controles, en el año 2022 se registró una cifra récord en este sentido con 13 personas asesinadas a manos de la policía, las estadísticas de quienes se saltan los controles son cada vez más, según informan las fuerzas del orden francesas, con un total de 27.000 vehículos que tuvieron que ser forzados o se saltaron alguno de sus controles el pasado año 2022, números que han aumentado un 50% en los últimos diez años, los sindicatos policiales afirman que se produce uno cada 20 minutos. Los expertos explican los diferentes motivos que se producen entre ellos, que el carné de conducir por puntos ha hecho que se dispare el número de quienes conducen a pesar de tenerlo retirado y también se ha producido por parte de las autoridades un aumento de los controles de tráfico por alcoholemia o drogas, la población francesa tiene una gran animadversión hacia la policía. 

Otra de las causas de este aumento de la violencia aseguran los expertos, está relacionada con la lucha contra el terrorismo yihadista, en el mes de febrero del año 2017, cuando el país vivía una oleada de atentados, se emitió una Ley de seguridad que ampliaba el espectro de situaciones en que las fuerzas del orden pueden hacer uso de sus armas, un equipo de investigadores ha calculado que los tiros mortales de la policía contra vehículos en movimiento se han quintuplicado, las tensiones entre las fuerzas del orden y muchos jóvenes, que alegan sentirse discriminados por el color de piel, son recurrentes en  muchos barrios de la capital francesa, zonas donde se acumula un gran abanico de problemas sociales, con una fuerte presencia de una gran pobreza, economía sumergida, tráfico de drogas y un gran número de viviendas en mal estado. Nanterre, donde han ocurrido los hechos, es una ciudad en la que existen numerosas áreas conflictivas de este tipo, a pesar de que se encuentra ubicada junto a La Defense, el barrio de rascacielos en el que se concentran miles de oficinas, empresas y las sedes de algunas de las principales multinacionales de Francia.

El estallido de los disturbios y el contagio a otras áreas urbanas próximas ha llevado al presidente francés Emmanuel Macron a movilizarse para tratar que la situación degenere y no se extienda todavía más, desde un primer momento Macron se ha esforzado en mostrar solidaridad con la familia de Nahel  y ha insistido en que su muerte era inexplicable e inexcusable y ha llamado a la calma ante la situación, varios ministros de su gobierno se han pronunciado sobre lo ocurrido, asegurando que los participantes en los altercados quieren atacar los principales símbolos del país y los valores de la República, para tratar de solventar el problema, el Gobierno ha desplegado en las calles un fuerte dispositivo policial, las calles contarán a partir de hoy con 40.000 oficiales, cuatro veces más que la noche anterior. 

Vega

Jorge Eduardo Vega - Comunicador Social - Periodista - con Tarjeta Profesional expedida por el Ministerio de Educación nacional de Colombia. Doctorado en la Universidad de la Florida USA en audiovisuales.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.