sábado, febrero 24, 2024
DestacadoEEUUInternacionalOriente Próximo

Rusia e Irán amenazan con «con la fuerza» a otra «agresión» de EEUU

Rusia, Irán y Hezbolá, aliados del Gobierno sirio, han amenazado este domingo en un comunicado con responder «con fuerza» a cualquier nueva «agresión» de Estados Unidos, en referencia al bombardeo con misiles de crucero sobre la base militar siria de Shairat.

El llamado «centro de mando» que forman ambos países más el partido milicia chií libanés advierte de que el bombardeo sobre la base de Shairat supone cruzar una «línea roja», por lo que anuncian un incremento de su apoyo al régimen del presidente sirio Bashar al Assad.

«Los que Estados Unidos ha perpetrado es una agresión contra Siria que cruza varias líneas rojas. Desde ahora en adelante vamos a responder con fuerza a cualquier agresión o cualquier violación de las líneas rojas proceda de quien proceda y Estados Unidos conoce de nuestra capacidad para responder bien», advierte en un comunicado recogido por el medio de comunicación Ilam al Harbi.

Además, el mando conjunto denuncia que la presencia de Estados Unidos en el norte de Siria es «ilegal» y que pretende controlar un territorio, por lo que se han convertido en fuerzas de «ocupación».

Ya el viernes pasado, después del bombardeo ordenado por Trump, Dmitry Peskov, vocero del presidente ruso Vladimir Putin, reiteró que “el ejército sirio no tiene armas químicas“.

De hecho, oficialmente Rusia se ocupó de destruirlas después de llegar a un acuerdo para evitar un ataque de Estados Unidos sobre Siria en 2013.

“Existen fuerzas que se proponen privar de legitimidad al gobierno sirio, existen fuerzas terroristas y aquellos que apoyan a los terroristas“, señaló Peskov al tiempo que insistía que sólo las fuerzas opositoras de Al Asad se beneficiarían con un bombardeo con armas químicas.

Mientras tanto, connotados miembros del grupo estadounidense de derecha Alt-Right comenzaron a circular una versión que señala que el ataque con armas químicas fue una “falsa alarma” preparada para que Trump deje de lado su política exterior bautizada “Estados Unidos primero” e intervenga con más fuerza en Siria.

El senador republicano Marco Rubio, por ejemplo, afirmó que le parecía muy sospechoso que un ataque con armas químicas se produzca justo unos días después de que Estados Unidos sugiera que la permanencia de Al Asad en el poder debería ser definida sólo por los sirios.

Miles de americanos salieron a la calle para protestar por el ataque de su país a Siria, en contra de la legalidad internacional y la ONU.

Por su parte, WikiLeaks sostiene una teoría que vincula al ataque con armas químicas con extremistas islámicos y no con el gobierno sirio.

La organización comandada por Julian Assange difundió un video en el que un activista sirio señala que el objetivo real es precipitar una guerra en su país.

Incluso Bolivia hizo patentes sus dudas ante la justificación estadounidense del bombardeo.

En la sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, este viernes, la delegación boliviana mostró una foto del secretario de Estado de George W. Bush, Colin Powell, cuando en 2003 le aseguró a la ONU que tenía pruebas contundentes de que existían armas de destrucción masiva en Irak.

De esta manera, los bolivianos recordaron que no es la primera vez que Estados Unidos muestra “pruebas” para justificar una acción unilateral que después no llega a verificarse del todo.

Estados Unidos devolvió el golpe acusando a Bolivia de pretender que la sesión del Consejo de Seguridad se realice a puertas cerradas para que el mundo no fuera testigo del apoyo boliviano al gobierno de Al Asad.

Todavía no se sabe a ciencia cierta si el gobierno sirio usó armas químicas el 4 de abril. Por ahora, lo concreto es que 59 misiles estadounidenses fueron lanzados contra una instalación oficial de Siria y eso ocasionó un temblor diplomático global y una avalancha de dudas.

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.