sábado, febrero 24, 2024
DestacadoEEUUEscándalo VolkswagenEuropaInternacionalMedio Ambiente

Tras el engaño de Voskswagen, Francia pide investigar al resto de fabricantes europeos

Tras conocerse el engaño de Volkswagen con las emisiones de CO₂ en Estados Unidos, Alemania pidió ayer que se investigaran las actuaciones de la firma de Wolfsburgo en Europa, y Corea hizo lo propio respecto al vasto y muy atractivo mercado asiático. Hoy, Francia ha ido un poco más allá, y ha pedido, a través de su ministro de Economía, Michel Sapin, investigar en Europa a otros fabricantes, incluyendo los franceses, para comprobar cuáles son sus actuaciones.

La primera derivada del caso Emisiones Volkswagen la conocimos ayer: una tremenda caída en bolsa, junto con la imagen de un presidente reducido por la evidencia, y la amenaza de una sanción, sumada a la amenaza de la pérdida de confianza en un fabricante que ha basado buena parte de su estrategia comercial en la imagen de solidez de la marca. Y esto de Francia es sólo una segunda consecuencia.

martin-winterkorn-13833

Sapin ha manifestado, en una entrevista concedida a la cadena Europe 1, que ve «necesario» investigar a los fabricantes europeos e incluso a los franceses, aunque sólo sea por una cuestión de transparencia. Aunque para tranquilizar a su audiencia también aclaraba que no tiene «ninguna razón especial para pensar que los fabricantes franceses hayan podido comportarse como Volkswagen».

De hecho, cuando ayer comentábamos el difícil escenario en el que nos movemos, que viene viciado ya de origen en el momento en que se mezclan cálculos de consumos y emisiones con argumentos comerciales para la venta de automóviles, la lectura implícita era la que ha explicitado el máximo cargo de las arcas públicas francesas:

«Es muy importante, ya que se trata de la lucha contra la contaminación». «Estos son asuntos serios», ha recalcado, antes de lanzar un aviso a navegantes, por lo que pueda salir a partir de ahora: «Es legítimo sancionar si es necesario».

En un vídeo elaborado por BallenaBlanca, el think tank con sede en Bruselas desgrana algunos de los más de veinte trucos que las marcas emplean para trampear las emisiones en los test que se realizan en los laboratorios:

“Sobre hinchan las ruedas, desconectan el alternador, también el GPS, el aire acondicionado o la radio, que consumen mucha energía. O retiran el retrovisor del acompañante para que el coche ofrezca menos resistencia”, comenta Nico Muzi, portavoz de este organismo.

El resultado es una brecha del 30% entre las emisiones y el consumo de combustible que anuncian los fabricantes y las cifras reales. O así era hasta el año pasado, pues un nuevo estudio de la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente que se publicará en breve muestra cómo esa diferencia sigue aumentando.

co2-cocheLa ironía, según los expertos, es que la manipulación de las marcas es ‘legal’ en Europa al realizar pruebas en laboratorio bajo normas muy laxas por cuyas rendijas se cuelan todos estos variopintos engaños. Además, quien valida el test suele ser el centro que realiza el examen. Como resume Muzi: “Hay un problema fundamental, da igual si se trata de emisiones de óxido de nitrógeno o de CO2, y es que básicamente el fabricante elige el centro en el que hará el test, y no existe un sistema que regule esos resultados. En Estados Unidos, la Agencia de Protección del Medio Ambiente tiene el poder no solo de corroborar que se cumple la ley, sino que puede tomar acciones legales, eso es lo que lamentablemente no existe en Europa y que nosotros pedimos”.

El instituto independiente Emissions Analytics, dedicado a realizar estas pruebas en conducción real en Reino Unido, fuera del laboratorio, destapa tras más de 600 coches analizados un agujero del 33% de media entre las emisiones que declaran los fabricantes y los números de verdad. Para Nick Molden, fundador de este organismo:

“El test en laboratorio es laxo y no refleja las condiciones reales de los coches. Si queremos alcanzar el objetivo de 95 gramos de CO2 en 2020 en Europa, debemos asegurarnos de que no es un artificio legal, sino una realidad en la calle”.

Fuentes: BallenaBlanca, MotorPasión.com

Diana Cañon

Estudiante de Psicología Universidad El Bosque.

¿Quieres comentar esta noticia?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.