El presidente del gobierno Español, Mariano Rajoy vulneró la Ley para para lucrarse ilegalmente durante años

images-1El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, vulneró la Ley de Incompatibilidades de los Funcionarios Públicos, la Ley Hipotecaria y la Ley Electoral para ganar las plazas de los Registros de la Propiedad de Padrón, Berga, Elche 3 y Santa Pola, del que sigue siendo titular, aunque esté en situación de ‘servicios especiales, con reserva de plaza’. El registrador Mariano Rajoy faltó a la verdad para presentarse y ganar los concursos de esos registros y mantener el control del destino de los recursos obtenidos, pues nunca ha residido en Padrón, Berga, Elche o Santa Pola, entre otras ilegalidades. Los registros de la propiedad son exclusivas territoriales de cada registrador y el importe de las tarifas que cobran va a parar a cada titular.

En el Anuario de la Dirección General de los Registros y del Notariado, que edita el Boletín Oficial del Estado para el Ministerio de Justicia, figuran año tras año todos los registradores de la propiedad (unos 750 en todo el Estado), ya sea como titulares, interinos, en excedencia o en servicios especiales. Pues bien, Rajoy solo figura como registrador en situación de ‘servicios especiales’ durante los años 1998 y 1999, que coinciden con su paso por el Ministerio de Administraciones Públicas. El resto de los años, entre 1980 y 2009, Rajoy aparece como titular de distintos Registros: Padrón (1980 y 1981), Berga (1982, 1983 y 1984), Elche (1985, 1986 y 1987) y Santa Pola, desde 1988 hasta 2009 (salvo los dos años citados). En 1989, ya siendo titular del Registro de Santa Pola, Mariano Rajoy era diputado nacional por Pontevedra.

Entre otros, los delitos cometidos:

  • Vulneración de la Ley Hipotecaria
  • Vulneración de la Ley 53/1984, incompatibilidades de los funcionarios
  • Ley de Régimen Electoral, el artículo 157.2

Por tanto, también es falsa la afirmación del presidente y de distintos cargos públicos y orgánicos del PP cuando aluden a que el presidente ha perdido dinero en política, pues al menos durante siete años seguidos, desde 1980 hasta 1987, no solo cobró por los múltiples cargos públicos que simultaneaba, sino que también aparece como titular de esos Registros de la Propiedad, hasta que pasó a la situación de ‘servicios especiales’ en 1990.

Según fuentes consultadas, en función del volumen de notas simples y otros trámites que se emiten, en cada registro se pudo facturar entre 60 y 75 mil euros mensuales, es decir, entre 720.000 y 900.000 euros anuales, una facturación que oscila entre 7,2 y 9 millones de euros solo entre 1980 y 1990. A ese volumen habría que restar lo impuestos detraídos y los gastos de funcionamiento de los distintos registros.

Karlos García

Karlos García es ingeniero en Grupo VegaMedia, y en sus ratos libres escribe disertaciones sobre tecnología e internet. Por eso siempre está en la nube.

¿Quieres comentar esta noticia?